Zinkia destituye a Castillejo como presidente de la compañía

El consejo de administración de Zinkia ha cesado a su presidente y consejero delegado, José María Castillejo, después de que tuviera que traspasar un 33% del capital al empresario mexicano Miguel Valladares, que se ha convertido en el primer accionista de la productora.

Según ha informado este viernes la productora de Pocoyó al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), en el que cotiza, el cese de Castillejo se produjo ayer y será sustituido como presidente del consejo por José Luis Urquijo Narváez.

Un juzgado madrileño ordenó la adjudicación a Valladares de 8,2 millones de acciones que eran propiedad de Castillejo a través de la sociedad Jomaca 98.

Con ese traspaso, Valladares se convierte en el primer accionista de la productora, con casi el 45% del capital.

Después del traspaso de 8.259.800 acciones, Miguel Valladares es titular del 44,97% del capital social de la productora, mientras que Jomaca 98 mantiene un 30,94%, según ha comunicado Zinkia a la CNMV.

La cotización de las acciones de Zinkia, que ayer cerraron a 92 céntimos, tras subir un 6,98%, fue suspendida, aunque luego se levantó esta medida.

El juzgado de lo Mercantil número 10 de Madrid ordenó el traspaso de las acciones de Castillejo, con las que había garantizado un préstamo de 16 millones de euros, que no fue pagado y que compró Valladares.

Por el impago, se ordenó una subasta de esas acciones, que, tras varios intentos fallidos, tuvo lugar en enero pasado y que concluyó sin pujas.

El empresario mexicano pidió entonces la adjudicación de esos títulos por el 30% del precio de salida, que era en total de 3,96 millones de euros.

El juzgado adjudicó el paquete accionarial a Valladares por 1,18 millones de euros, pero no tuvo que pagar nada al existir un crédito a su favor de 18,69 millones de euros y aplicarse los 1,18 millones a minorar su crédito en el concurso de Jomaca 98.