Victoria Camps: “Es fácil que la RSC se convierta en márketing”

La catedrática emérita de Filosofía Moral y Política de la Universidad Autónoma de Barcelona, Victoria Camps, ha afirmado que, aunque la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) “está calando” en las empresa, también es fácil que “se convierta en márketing y en una forma de hacer propaganda”.

En una entrevista con EFE, Camps, que también preside la Fundación Víctor Grifols i Lucas, ha señalado que, si la RSC se reduce a unos indicadores que las empresas deben cumplir y que ellas mismas autoevalúan, “fácilmente deja de ser lo que debería ser”.

“Es muy difícil convertir el cumplimiento de esas normas o de esos hábitos que pensamos que deberíamos tener para que todo funcionara mejor, en unos cuantas notas o indicadores que claramente distingan del que lo hace bien del que lo hace mal”, ha agregado.

A su juicio, esto es así porque “depende mucho de la ética de las personas y no solo de las normas que nos hemos ido dando o asumiendo”.

Galardonada en 2012 con el Premio Nacional de Ensayo, Camps ha afirmado que “a veces no hace falta para cambiar las actitudes que haya esa coacción externa. Cuando han cambiado de verdad, la coacción externa, la norma o la ley, ya no hace falta”, y debe ser, en cualquier caso, el último recurso.

La experta en Filosofía moral defiende en su último ensayo “Elogio de la duda” la actitud dubitativa no como parálisis de la acción, sino como un ejercicio de reflexión, de ponderar los pros y los contras.

Para Camps, vivimos en una “economía monetaria”, que ha hecho del individuo un espíritu calculador y que se basa en la producción para el consumo.

“Aquí tenemos un problema insalvable. Hay que producir más para consumir más y si no la riqueza no crece, mientras nos damos cuenta de que el consumismo desaforado es un despropósito y habría que vivir de otra manera”, ha agregado.

Ante esta disyuntiva, Camps ha abogado por una economía “más cooperativa”, que sea capaz de “redistribuir mejor los beneficios, no acumularlos en manos de unos pocos” y de limitar las grandes diferencias que existen.

La ex presidenta del Comité de Bioética de España ha resaltado además el “aprecio” por parte de la sociedad de un “nuevo arte de vivir”, con más silencios, mas lentitud o más tiempo para la meditación, que, sin embargo, es tan fácil de ser convertido en una mercancía como los hábitos que intenta combatir.

En “Elogio de la dudaCamps pone de relieve “las ventajas y bondades” de la misma y utiliza a los filósofos clásicos para hacerlas visibles.

“Creo que vivimos en una época en la que lo que vende más son las cuestiones extremas, los radicalismos, las reacciones muy viscerales”, ha explicado la experta en ética política, para quien cuando las respuestas afectan a mucha gente es imprescindible “tomarse un tiempo, reflexionar y escuchar a otros”.

Sobre la situación política en España, Camps -que fue senadora independiente de 1993 a 1996- se ha mostrado rotunda: “el principal problema que tiene nuestra democracia es el partidismo”.

Los partidos han acabado siendo “demasiado endogámicos y poco democráticos y veo que las nuevas fuerzas políticas están cayendo en muchos de sus vicios”.

Para Camps, será interesante ver el resultado de estas nuevas elecciones para ver “si se apuesta más por la ponderación”.

Y aunque no es partidaria de “recetas” si se ha mostrado a favor de contar con un “centro mas sólido en política”, lejos de posturas radicales

Posted in RSC