Unicaja ganó 153 millones de euros en 2018, un 10,2% más que en 2017

Unicaja Banco cerró 2018 con un beneficio neto de 153 millones de euros, un 10,2 % más que el año anterior, marcado por el aumento del margen de intereses y la reducción de costes.

Oficina de Unicaja en Madrid. EFE

Durante el año 2018, Unicaja Banco mejoró en un 3,1 % su margen de intereses, hasta los 601 millones de euros, con un 2,1% de crecimiento si se le añade el margen por comisiones (820 millones de euros), en un año en el que la entidad redujo un 2,2 % sus gastos de explotación, que fueron de 619 millones de euros, según los informes remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Unicaja dedicó 174 millones de euros a saneamiento de crédito, un 23 % menos que el año anterior, y redujo los activos improductivos en 995 millones, un 21,7 %, hasta quedarse con un saldo de 3.587 millones de euros entre activos no productivos y activos dudosos, lo que se traduce en una bajada de la tasa de morosidad de dos puntos porcentuales, hasta el 6,7 %. La cobertura de activos no productivos se situó en 57,3 %, la de riesgos dudosos en el 53 % y la de inmuebles en 62,2 %.

En cuanto a las operaciones, Unicaja formalizó créditos por 3.248 millones de euros, con un crecimiento del 18 % en pymes (1.011 millones) y un 23% en particulares (1.217 millones, con un aumento del 19 % en hipotecas, 908 millones  y un 33 % en créditos al consumo, 363 millones). Unicaja cerró el año con 55.507 millones en recursos de clientes administrados.

Respecto a las exigencias de capital, la entidad con sede en Málaga cerró el 2018 con un 13,5 % de capital de primer nivel CET 1 fully loaded, en un año en el que cerró la absorción de España Duero.

En cuanto a la digitalización, la entidad ha asegurado que los clientes digitales son el 30 % del total de la clientela, con un 67 % de las transacciones y consultas a través de banca electrónica, con la potenciación de los canales digitales, como el pago móvil, la identificación biométrica y el incremento de productos específicos para este segmento.

La entidad ha aprobado presentar una propuesta de distribución de dividendo equivalente al 40 % del resultado, lo que supondría repartir 61 millones de euros frente a los 34,6 millones del año anterior. El importe por acción sería de 3,8 céntimos por título.

Liberbank volvió a beneficios antes de la posible fusión con Unicaja

Tanto Unicaja como Liberbank reconocieron en diciembre “contactos preliminares” para una posible fusión, y la entidad producto de la fusión de Cajastur, Caja de Extremadura y Caja Cantabria cerró 2018 volviendo a la senda de los beneficios, con unas ganancias de 110 millones de euros frente a las pérdidas de 259 millones del año anterior.

Entre las causas del beneficio de Liberbank estuvieron el crecimiento del 11,5 % en el margen de intereses hasta los 453 millones de euros, la reducción en un 8 % de los gastos de administración, que fueron de 357 millones; y el crecimiento tanto en recursos de clientes (29.628 millones de euros, un 4,6 % más) como en créditos productivos (21.949 millones, un 9,1 % más).

La entidad también redujo la morosidad hasta el 4,94 % y dio salida a 758 millones de euros en activos dudosos hasta los 1.142 millones con los que cerró el año.

Noticias Relacionadas:

Unicaja y Liberbank podrían cerrar su fusión en el próximo semestre

Liberbank y Unicaja suben un 15,9% y 13,9% al cierre en Bolsa ante su posible fusión