Todo lo que debe saber una pyme para proteger su marca

El empresario de una pyme para proteger su marca deberá acudir a la Oficina de Patentes y Marcas y registrar su nombre comercial.

Young people meeting with digital tablet

La confianza es una de las claves para que un negocio tenga éxito, de manera que las empresas deben proteger sus marcas y el nombre de sus productos o servicios en el mercado para poder establecer relaciones de confianza con sus clientes.

Para lograr este objetivo hay una serie de aspectos que deben ser tenidos en cuenta y entre ellos se encuentran la protección del nombre de la empresa e impedir su utilización a otros.

Protección del nombre de la empresa, también en Internet

Para la constitución de toda sociedad o entidad mercantil se exige la obtención previa en el Registro Mercantil Central de una certificación favorable que recoja la denominación de la sociedad.

De este modo se dan los primeros pasos para proteger la marca comercial de una empresa.

Es importante, según recuerdan desde la página web de la Oficina Española de Patentes y Marcas, prestar atención a Internet.

También es vital proceder a la protección del nombre de dominio de la organización.

Todo ello con el objetivo de dar relevancia a la marca comercial, como signo distintivo de la corporación.

Ello no es la única razón ya que dichos derechos sobre la marca llevan aparejados un derecho de propiedad industrial que se concede para un territorio determinado y permiten a la pyme distinguir en el mercado sus productos o servicios, otorgándole el derecho exclusivo sobre el mismo.

Impedir a otros utilizarlo

El titular de una marca comercial puede impedir a otros la utilización, en su mismo sector de actividad o en uno similar.

Para solicitar una marca comercial se debe acudir a la Oficina de Patentes y Marcas presencialmente o también se puede realizar el trámite de manera electrónica.

Desde diciembre de 2013 algunos trámites se pueden pagar con tarjeta de crédito.

Antes de solicitar una marca conviene realizar una búsqueda para asegurarse que no existe una marca previa igual o muy parecida, para ello la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) dispone de bases de datos como un localizador de marcas.

Diez años

El coste de registrar una marca comercial es de unos 145 euros si es la primera que se solicita  y cerca de 94 euros por la segunda y siguientes. Su duración inicial es de diez años a partir de la fecha de la solicitud y pueden ser mantenidos indefinidamente aunque, para ello, es preciso el pago de tasas de renovación. Si se solicita la marca electrónicamente las tasas son un 15% más baratas.

Noticias  Relacionadas:

Páginas oficiales que ofrecen ayuda a pymes y autónomos

Las ayudas del ICEX para la internacionalización de pymes terminarán en diciembre

 

 

Posted in PYMES     Sectores