Las multas por mal uso de patinetes eléctricos pueden llegar a 3.000 euros

Los patinetes eléctricos han sido la última incorporación a las calles, y por ello, los ayuntamientos han tenido que regular el sector para su correcta utilización. Así, las multas por incumplimiento de las normas de conducción de este medio de transporte oscilan entre 100 y 500 euros en Barcelona y podrán alcanzar los 3.000 euros en Madrid.

Patinetes eléctricos.

Este nuevo medio de transporte ha traído consigo “una gran polémica” que ha provocado incluso su retirada del espacio público, ha explicado Metricson, firma de servicios legales que ayuda a empresas tecnológicas e innovadoras, a través de un comunicado.

Muchas ciudades españolas “todavía no están preparadas” para acoger esta nueva opción de transporte, por lo que las compañías de alquiler de patinetes se han encontrado con la oposición de los ayuntamientos.

Así, si no existe un uso regulado, como en Valencia o San Francisco (Estados Unidos), el propio ayuntamiento puede impedir provisionalmente la circulación o estacionamiento de los vehículos hasta que se apruebe una ordenanza.

Si por el contrario existe una normativa, como la recién implantada en Barcelona o la que está por aprobar en Madrid, se recomienda que las empresas del sector trabajen en la educación de los usuarios para que éstos conozcan qué pueden o no hacer.

Normativa en Barcelona

Barcelona se ha convertido en la primera ciudad en regular expresamente el uso de los patinetes eléctricos, y tal y como está escrito en la Ordenanza de Circulación de Peatones y Vehículos de la Ciudad Condal, se podrá circular a un máximo de 10 km por hora por calles con plataforma única (sin aceras levantadas), parques y carriles bici situados en la acera.

En los carriles bici situados en la calzada podrán circular a un máximo de 30 km por hora.

En cuanto a su estacionamiento, está prohibido aparcar en la acera cuando impida el paso a los peatones, así como atarlos a árboles, bancos o semáforos.

Además, el uso del casco es obligatorio y sólo podrán circular mayores de 16 años.

Así, las multas por incumplimiento de dichas normas oscilan entre 100 y 500 euros.

Normativa en Madrid

La nueva Ordenanza de movilidad en materia de vehículos de movilidad urbana, pendiente de aprobación, permitirá circular por ciclocalles, calles residenciales con un límite de 20 km por hora, carriles bici protegidos y pistas bici, aceras bici, y sendas bici.

Se podrá aparcar en reservas bici y moto y sobre la acera en determinadas condiciones.

Será obligatorio el uso de casco y la edad mínima para circular con ellos será de 15 años.

Además, las empresas que alquilen este tipo de vehículos tendrán que tener un seguro obligatorio, estarán sometidas a inspección municipal y, cuando no dispongan una base fija para su estacionamiento, deberán obtener una concesión administrativa.

En caso de incumplir las normas, las sanciones podrán alcanzar los 3.000 euros.

Lime: casi 300 millones de euros para llenar de patinetes Europa

La empresa de alquiler de patinetes eléctricos LIME llegó a principios de agosto a Madrid después de cerrar una ronda de inversión de 294 millones de euros, en la que participaron Uber y Google.

En una entrevista a EFEempresas, su director general en España, Alvaro Salvat, asegura que Madrid no será la única ciudad española en la que se verán sus patinetes.

Madrid es la tercera ciudad europea por la que los patinetes de Lime circulan, tras Zurich y París, mientras que sus bicicletas han llegado a numerosas ciudades alemanas.

La expansión de Lime llega en un momento en el que apenas goza de competencia en el servicio de alquiler de patinetes eléctricos en Europa.

A España, ha llegado recientemente la startup europea UFO y se espera que, durante el otoño, empiece a operar Bbuho, pero los volúmenes de inversión que manejan no llegan a las cifras de Lime.