Sacyr apostará en 2019 por la realidad virtual y la realidad aumentada

Sacyr quiere apostar en 2019 por la realidad virtual y la realidad aumentada en un contexto de innovación abierta donde contará con el trabajo conjunto de emprendedores y otros agentes tecnológicos que aporten grandes innovaciones al mercado.

El director de Innovación de Sacyr, Diego Rochas. EFE

El director de Innovación de Sacyr, Diego Rocha ha explicado en una entrevista con EFE que su concepto de innovación abierta se estructura en base a retos, identificando problemáticas en los cuales la tecnología y las nuevas metodologías de innovación pueden aportar avances significativos “y en base a esos retos, establecer proyectos de colaboración con estos agentes”.

Son proyectos muy abiertos en el sentido de que pueden tomar la forma de coinversión, codesarrollo o comercialización conjunta.

Sacyr se encuentra en conversaciones con varias startups para reproducir modelos 3D 

“Podemos llegar a invertir en las empresas de los agentes tecnológicos con los que colaboramos, estamos muy abiertos y este año 2019 va a tener un impulso fuerte la realidad virtual y la realidad aumentada” ha comentado.

Sacyr se encuentra actualmente en conversaciones con varias startups para reproducir modelos 3D de plantas de tratamiento de aguas que tienen en el levante español o en la costa norte de África.

Se trata de plantas en las que ellos operan y en las que creen que por el levantamiento de modelos en tres dimensiones van a ser capaces de entrenar mejor a los operarios “sobre todo, en cómo deben mantener esas plantas” si bien entrenan en modelos virtuales y luego pueden operar en el día a día “sin riesgos”.

Del mismo modo están implantando tecnologías que permiten hacer operación y mantenimiento remoto, en el sentido de que con una serie de gafas y elementos físicos, los operarios a pie de planta son capaces de transmitir las imágenes que están viendo sobre cómo operar un determinando cuadro de mandos.

“Lo envían a centros remotos donde los expertos les pueden ayudar a operar ese tipo de elementos”.

El año 2018 para Sacyr está siendo un ejercicio “de impulso fuerte de la cultura de la innovación y la inteligencia artificial”, según ha destacado Rocha.

En estos meses han puesto en marcha una serie de iniciativas para que sus empleados se sumen a la transformación digital de las infraestructuras y los servicios urbanos mediante talleres, workshops, ponencias o encuestas de capacidades digitales, de manera que sus empleados les están “dando ideas” para cambiar el statu quo de las actividades en las que trabajan.

Por otro lado, desde el punto de vista de tecnologías, han apostado de manera intensiva por la inteligencia artificial, incorporando algoritmia al software con el que trabajan de manera que puedan predecir el deterioro de los pavimentos y las carreteras, así como detectar fugas en las canalizaciones de agua.

La innovación en España

España “tiene un nivel de cualificación universitario elevadísimo, especialmente en torno a las ingenierías, algo que ha permitido que empresas como Sacyr, de infraestructuras y servicios, exportemos talento y realicemos grandes proyectos de infraestructuras por todo el mundo” ha señalado Diego Rocha.

Sin embargo, destaca que “perdemos la partida con respecto a sociedades como la hindú, la china o la norteamericana” en el ámbito de las ciencias, la tecnologías y las matemáticas, ya que tienen nuevos licenciados cada año en estas disciplinas “y son capaces de avanzar de manera más rápida”.

En este sentido creen que las empresas y la sociedad española en su conjunto tiene que avanzar “cada vez más, inculcando cada vez más estas disciplinas” desde los estadíos de formación más tempranos.

Las reglas del juego han cambiado

Diego Rochas define la innovación con tres palabras, ideas, pruebas y valor. “Se trata de nuevas maneras de hacer las cosas, convertirlas en realidad y orientarlas para generar una mejor satisfacción al cliente, una ventaja competitiva” .

Desde Sacyr quieren apostar por la innovación teniendo en consideración una serie de tecnologías disruptivas que están ahora mismo “cambiando las reglas del juego” de los sectores en lo que operan.

Estas tecnologías son el modelado 3D, la inteligencia artificial o la robótica que han afectado a los entornos físicos como el cemento, el acero o a las materias primas con las que trabajan.

De hecho, los drones llevan varios años “afectando mucho a las infraestructuras y servicios urbanos”, de manera que tienen operaciones con drones de manera intensiva, sobre todo en la topografía, el levantamiento de relieve o terreno previo a la ejecución de obras.

También los usan en el seguimiento de las obras “en lugares donde los drones llegan y que el humano lo haga es más complicado, como espacios confinados”.

Desde la compañía quieren trasladar la cultura de la innovación a todos sus trabajadores mediante  iniciativas para que el los empleados se involucren.

“La mejor innovación sucede cuando la gente que opera en el día a día concibe nuevas maneras de hacer las cosas” ha concluido Rocha.