ProFuturo prevé la educación digital de 10 millones de niños para 2020

El principal objetivo de ProFuturo es reducir la brecha educativa en el mundo a través de educación digital de calidad llegando a 10 millones de niños para el año 2020, explica su directora general, Sofía Fernández de Mesa, en entrevista concedida a EFEEmpresas.

Directora General de Profuturo, Sofía Fernández de Mesa. Ismael Martínez Sánchez.

“Nuestra meta es convertirnos en un referente mundial de la transformación e innovación educativa, mediante la mejora de la educación de millones de niños y niñas de todo el mundo, en línea con el objetivo 4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (Agenda 2030)”, destaca la directora general de ProFuturo, Sofía Fernández de Mesa.

A cierre de 2018 ProFuturo ha estado presente en 33 países con 88 proyectos y la iniciativa ya ha beneficiado a casi 6 millones de niños.

Para 2019 se prevé hacer un crecimiento selectivo en África y Asia y se centrará en la medición de resultados e impacto, la formación a los docentes y gestión de clase, además de la implantación del modelo de sostenibilidad a medio y largo plazo.

¿Cuándo y cómo surge ProFuturo?

La Fundación ProFuturo nace el 13 de julio 2016 impulsada por el presidente de Fundación Telefónica, César Alierta, y el presidente de ‘La Caixa’, Isidro Fainé, que comparten el objetivo de mejorar la calidad educativa de niños y niñas con el apoyo de la tecnología digital en entornos vulnerables, incluyendo desplazados y niños en situación de refugio de África subsahariana, Latinoamérica y Asia. Ambas instituciones son líderes en su labor social en el  ámbito educativo y colaboran para lograr mejorar la educación en todo el mundo, con la misión de contribuir al desarrollo social y económico para lograr la igualdad de oportunidades a través de una educación digital de calidad y equitativa, incluyendo la formación a docentes.

¿Qué es ProFuturo ?

Actualmente ProFuturo, es una de las iniciativas de educación digital más grandes del mundo, tenemos sello de identidad la calidad, la sostenibilidad a lo largo del tiempo y el acceso a todos los rincones, ya sean zonas urbanas, rurales, remotas o en situación de conflicto. Para lograrlo la solución de educación se adapta a cualquier entorno y contexto, disponga o no de conectividad. La clave de nuestro programa son los docentes, y por eso, centramos nuestro esfuerzo en ellos dándoles formación, soporte y apoyo continuos. Nuestra capacitación se centra no sólo en la dimensión tecnológica, necesaria para utilizar la plataforma educativa, sino que también trabajamos metodologías innovadoras de enseñanza-aprendizaje, ofreciéndoles herramientas que les ayuden a mejorar su práctica pedagógica.

¿Cuáles son sus principales objetivos?

El principal objetivo de ProFuturo es reducir la brecha educativa en el mundo a través de educación digital de calidad llegando con nuestra solución a 10 millones de niños para el año 2020. Nuestra meta es convertirnos en un referente mundial de la transformación e innovación educativa, mediante la mejora de la educación de millones de niños y niñas de todo el mundo, en línea con el objetivo 4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

¿Cuántas personas trabajan en este proyecto?

Actualmente en la Fundación ProFuturo trabajamos un equipo multidisciplinar de unas 50 personas, que cubren todas las áreas de trabajo: innovación y producto, operaciones, finanzas y administración, equipo legal y el recién creado equipo de alianzas estratégicas. Aunque el equipo humano es mucho mayor, ya que contamos como parte del proyecto a los miles de profesores formados que son los que hacen realidad el proyecto, cada día en sus aulas.
Además hay coordinadores por regiones y países, con colaboradores de las contrapartes, que son los que garantizan la implementación en terreno, y contamos también con la inestimable colaboración tanto de Fundación Telefónica, Telefónica y La Caixa, que colaboran en nuestro trabajo del día a día.

“El reto al que se enfrenta ProFuturo es que un niño de un entorno vulnerable de Angola, Nicaragua o Filipinas tenga acceso a mejores oportunidades a través de una educación de calidad”.

¿Por qué educación digital?

Partimos de la base que las dos claves del desarrollo económico son la innovación y la educación, y los países que no tienen innovación ni educación tienen más visos de quedarse atrás. La educación ya no puede ser la tradicional, porque las competencias del siglo XXI han cambiado, la educación ha dejado de ser lineal y el profesor ha pasado a ser un facilitador que inspira y facilita que los alumnos realicen su propio aprendizaje. Ahora las competencias que se desarrollan no son solo la memoria, sino el trabajo en equipo, el entender la diversidad, el uso de herramientas digitales, el aprender a aprender… Estas habilidades son las que queremos transmitir a través de este programa, junto con conocimientos de alfabetización básica, para que estos niños estén preparados para ese reto a futuro. El reto al que se enfrenta ProFuturo es que un niño de un entorno vulnerable de Angola, Nicaragua o Filipinas tenga acceso a mejores oportunidades a través de una educación de calidad.

¿Es posible facilitar a millones de niños una educación de calidad? ¿Cómo?

Sí, es posible, gracias a la iniciativa ProFuturo llevamos educación digital de calidad a todos los del mundo, ya sean zonas vulnerables, rurales, remotas o en situación de conflicto o humanitaria. Para lograrlo, su solución educativa se modula y se adapta a cualquier y contexto, disponga o no de conectividad, y está disponible en español, francés, inglés y portugués, las lenguas oficiales donde está presente el programa. No obstante el gran del programa es la sostenibilidad a lo largo del tiempo, la forma de realizar un traspaso conocimiento a nuestros socios en terreno y empoderarlos. Estamos trabajando para que concepto esté incluido en todo nuestro proceso, desde que elegimos un país donde hasta la propia estrategia de producto y la formación docente o el soporte que damos las escuelas.

¿Cuántas personas se han beneficiado de ProFuturo? ¿De qué países?

Gracias al equipo del ProFuturo al equipo de Fundación Telefónica en Latinoamérica y a las alianzas con organismos y ONG en terreno, la iniciativa ya ha beneficiado a casi 6 millones de niños de 33 países de Latinoamérica, África Subsahariana y Asia, siendo el objetivo 2020 el de llegar a los 10 millones de niños en riesgo de exclusión social. A finales de 2018 ProFuturo ha estado presente en 33 países: de América Latina (14) incluyendo México, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Venezuela, Ecuador, Brasil, Perú, Uruguay, Chile y Argentina más 5 de Caricom (Bahamas, Barbados, Belice, Guyana y Jamaica); África (12, Nigeria, Madagascar, Angola, Uganda, Kenia, Guinea Ecuatorial y Tanzania, tras incorporar Etiopía, Ruanda, Liberia, Senegal y Zimbabue) y Asia (dos, Líbano y Filipinas).

¿Cómo ha cambiado la vida de estos niños?

Muchos son los testimonios que nos trasladan la ilusión con la reciben las tablets y el material en sus escuelas. Constantemente recibimos muestras de cariño y cartas de los alumnos confirmando que las tablets y la metodología les ayuda en clase para aprender y les inspira para seguir estudiando. Estamos convencidos que la educación de calidad incrementa la motivación de los alumnos, reduce la tasa de abandono, y prepara a los estudiantes en las competencias y habilidades del siglo XXI.

¿Tienen pensado expandir el proyecto a otros países? ¿A cuáles?

Para 2019 focalizaremos es consolidar y hacer un crecimiento selectivo en África y Asia, capturando las oportunidades seleccionadas con los socios de referencia. Este año habrá un foco importante en la medición de resultados e impacto, la formación a los docentes y gestión de clase, y la implantación del modelo de sostenibilidad a medio y largo plazo. A finales del 2018 hemos llegado a un total de 33 países y cerrado acuerdo con 5 países de CARICOM, sumando un total de 88 proyectos.

“Conozco a muchos niños y niñas por sus nombres, e incluso muchos de ellos me han desvelado sus sueños y me han dicho qué les gustaría ser de mayor”

¿Qué ha significado para Vs. ProFuturo tanto desde un punto de vista profesional como personal?

Para mí, como directora general de la iniciativa es una satisfacción personal y profesional el formar parte de este apasionante programa. Nos sentimos muy orgullosos de liderar el programa de innovación digital más grande del mundo, así como trabajar con múltiples socios que coordinan el trabajo en terreno. Personalmente, me importa la suerte de esos niños y niñas que han nacido en latitudes con menos oportunidades. Conozco a muchos niños y niñas por sus nombres, e incluso muchos de ellos me han desvelado sus sueños y me han dicho qué les gustaría ser de mayor. ProFuturo abre nuevos horizontes y contribuye al desarrollo socioeconómico de países con niños y niñas en entornos vulnerables, para alcanzar la igualdad de oportunidades ofreciendo, por un lado, una educación digital inclusiva, equitativa y de calidad y por otro, formación a docentes.

¿Cómo ve este proyecto dentro de quince años?

ProFuturo dentro de 15 años seguirá ayudando a niños y niñas de zonas vulnerables gracias a la gran red de colaboradores y empresas que seguirán apostando por una educación de calidad. Somos conscientes que en el contexto de la revolución tecnológica que vivimos, es necesario que los niños se preparen adquiriendo estas nuevas competencias. Además, el compromiso por la educación está avalado por Fundación Telefónica que es una de las fundaciones que más invierte en educación digital en el mundo y con 12 años de experiencia
en América Latina, además, Fundación Telefónica y Telefónica tienen amplia experiencia en el mundo de la educación, con cerca de 600 expertos en el sector. Por otro lado, “La Caixa” siendo la primera fundación de España en inversión social y una de las grandes fundaciones a nivel mundial.