El impacto de la inteligencia artificial en 2018 será de 33.000 millones de dólares

El impacto de la inteligencia artificial será de 33.000 millones de dólares durante 2018, al tiempo que su empleo dentro de las compañías aumentará un 19,7% a lo largo de este año. según un informe de la consultora McKinsey.

La principal barrera para la implantación de la inteligencia artificial (IA) es la falta de talento especializado, ya que los expertos consideran que su utilización iría mucho más rápida si las empresas pudieran encontrar profesionales cualificados en esta tecnología, según un análisis de PwC.

Perfiles especializados en IA

La empresa especializada en soluciones tecnológicas relacionadas con los datos masivos, Tinámica, ha realizado una lista sobre los perfiles especializados que se demandarán en un futuro, que están encabezados por el “big data scientist” que aporta soluciones de negocio, respuestas a cualquier tipo de pregunta, con la base del análisis de datos.

El denominado “científico de datos masivos” es una mezcla de matemático, estadístico e informático pero con conocimientos avanzados de bases de datos y técnicas analíticas avanzadas para el tratamiento masivo de datos y programación.

Seguido en importancia está el “big data architect” que se ocupa de dirigir la plataforma tecnológica que soporta la ingesta, el almacenamiento y la gestión de datos masivos en tiempo real y además se encarga de que los datos lleguen en perfecto estado y forma para ser analizados.

Aunque con menos conocimientos tecnológicos que los anteriores, el futuro también demandará especialistas conocidos como “big data analyst”, que posee mayores conocimientos de negocio y capacidad para visualizar, presentar e interpretar los resultados y patrones ocultos entre los datos.

Otro de los perfiles buscados será el de ingeniero en inteligencia artificial, que es un ingeniero industrial o de telecomunicaciones, o físico con alto conocimiento de los procesos de la industria especifica para su automatización a través de inteligencia artificial y robótica.

En último lugar se encuentra el “cognitive analyst”, un perfil de consultor de negocio con altos conocimientos funcionales de la industria en la que trabaja.

Para el consejero delegado de Tinámica, Enrique Serrano, “la inteligencia artificial requiere perfiles profesionales en cada uno de estos campos”.

Noticias relacionadas

Más de la mitad de las empresas españolas asegura haber sufrido un ciberataque

Tagged with: , ,
Posted in Sectores     Tecnología