Cerca de 27.000 personas transformaron su patrimonio en rentas vitalicias en 2018

Un total de 26.711 personas transformaron en 2018 su patrimonio en seguros de renta vitalicia, que garantizan ingresos periódicos hasta el fallecimiento del titular, lo que supone un aumento del 50,57% respecto al año anterior.

La presidenta de UNESPA, Pilar González de Frutos, en la presentación de resultados de 2018 del sector del seguro español.

La transformación de elementos patrimoniales (segundas viviendas, fondos de inversión, acciones, etc.) en renta vitalicia asegurada, que permite al beneficiario recibir retribuciones periódicas hasta su defunción, ha ganado terreno como sistema de previsión complementario entre los mayores de 65 años.

Las ventajas fiscales asociadas a este producto, que permiten la exención de las ganancias patrimoniales obtenidas con la venta (con un límite de reinversión de 240.000 euros), se establecieron a partir de la última reforma del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF).

Según los datos recogidos por la Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones (ICEA) y publicadas por las Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA), este tipo de seguros movieron 2.282 millones de euros el año pasado, lo que supone un crecimiento interanual del 41,68%.

Las aseguradoras gestionan 230.000 millones de sus clientes

A cierre de 2018, las aseguradoras velaban por 229.646 millones de euros de sus clientes, lo que supone un incremento del 1,38% respecto al ejercicio anterior.

188.467 millones corresponden a productos de seguro, un 2,65% más que en 2017. Los 41.178 millones restantes forman parte del patrimonio de los planes de pensiones, que ha disminuido un 3,91% en el último año.

Entre los seguros de ahorro o jubilación, los productos más relevantes son las rentas vitalicias (que se extienden hasta el fallecimiento del beneficiario) y temporales (que terminan en el plazo establecido por el cliente), las cuáles suponen 88.383 millones de euros, con un aumento del 1,31%.

Los seguros individuales de ahorro a largo plazo (SIALP) o planes de ahorro 5, cuya rentabilidad queda exenta a los cinco años y no es necesario que se perciban en forma de renta, movieron 3.769 millones de euros en 2018, un 27,29% más que en 2017.

Los planes de individuales de ahorro sistemático (PIAS); similares a los anteriores, pero que deben cobrarse como renta vitalicia; acumularon 13.161 millones, con un crecimiento interanual del 8%.

Los capitales diferidos, que se dan en un solo pago en la fecha establecida (rentabilidad y ahorros), equivalen a 49.824 millones de euros, con un alza de 3,24% en 2018.

Un año de cambios

El sector del seguro ha vivido varios cambios en este último año, entre las que destacan la incorporación de Pastor Vida al grupo Santander y el de Pelayo Vida al grupo Santalucía.

Caja Granada Vida y Caja Murcia Vida, que antes pertenecían al grupo Aviva, se escindieron de este último.

El grupo líder por provisiones en seguros de vida en el ejercicio del 2018 fue Vidacaixa, con 50.489 millones de euros y una cuota de mercado del 26,79%. Le siguieron Mapfre, con 17.113 millones y una cuota de 9,08%, y Santander Seguros, con 15.201 millones y una cuota del 8,07%.

Noticias relacionadas:

Las rentas vitalicias acumulan más de 9.200 asegurados

VidaCaixa cierra el primer semestre del año con cinco millones de clientes

Tagged with: , , ,
Posted in Sectores     seguros