La OCU emprenderá acciones judiciales contra Ryanair por las huelgas

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha puesto en marcha acciones judiciales contra Ryanair para exigirle el cumplimiento de la normativa con motivo de las huelgas convocadas este verano.

Varios aviones de Ryanair en un aeropuerto.

La OCU pedirá “de forma individualizada para todos los afectados la compensación legal que les corresponde”, así como una indemnización por los daños materiales y morales causados por las cancelaciones y retrasos, ha declarado la asociación de consumidores mediante un comunicado.

Las huelgas del 25 y 26 de julio como la prevista para el próximo 10 de agosto, “no pueden considerarse causa extraordinaria”, según ha asegurado la asociación, ya que su gestación es de “dominio público” y por tanto la compañía debería haber tomado “las medidas necesarias”.

Además, la OCU ha recordado que, en los casos de grandes retrasos, sean o no responsabilidad de la compañía, los usuarios tienen “derecho a información, asistencia y a una compensación”, que varía en función de la distancia y el destino y además, ha añadido que esta compensación oscila entre “los 250 euros y 600 euros por pasajero”.

Indemnizaciones entre los 250 y los 600 euros

Sin embargo, Ryanair “no ha cumplido ninguno de estos requerimientos”, según ha afirmado la OCU, por lo que han decidido emprender una acción judicial  para “exigir que cumpla con la normativa“.

A través de la mediación y de la vía judicial si fuera necesario, la asociación pedirá de forma individualizada la “compensación legal correspondiente”, así como una indemnización por los daños causados por los más de 400 vuelos que han sido cancelados en lo que va de verano.

Por último, OCU ha animado a todos los usuarios afectados a “unirse a esta acción y a reclamar”, y ha recordado que es la única manera de defender los derechos y luchar contra las malas prácticas que esta compañía “está llevando a cabo con sus clientes”.

Cuatro derechos del pasajero ante una huelga de pilotos

En cuanto a los derechos del pasajero, la página web reclamador.es ha destacado en una nota de prensa los derechos que pueden reclamar los pasajeros que se vean afectados por la huelga de pilotos de Bélgica, Suecia, Irlanda y Alemania, programada para mañana viernes 10 de agosto.

Derecho a “recibir atención”: los afectados pueden solicitar a la compañía comida, bebida, uso de vías de comunicación y alojamiento. Todo ello “sin perjuicio económico” y siempre que la demora del despegue sea de más de dos horas. Además, la aerolínea deberá asumir el coste del traslado a otro aeropuerto o desde el hotel al aeródromo, si fuera necesaria la pernoctación.

Derecho a “compensación económica”: los pasajeros podrán reclamar una indemnización de entre “250 y 600 euros”, en función de la distancia del vuelo.

Derecho a “reembolso del billete” o “transporte alternativo”: además, si el afectado decide no volar con Ryanair, le ofrezca o no la compañía un viaje alternativo, éste tendrá derecho al “reembolso del billete“. Si acepta el transporte alternativo no tendrá derecho a que la compañía le devuelva el importe, pero sí a la indemnización anteriormente mencionada.

Derecho a reclamar los “daños materiales y morales” causados por la huelga: los usuarios podrán reclamar, además de las compensaciones económicas, los gastos de manutención y cualquier “desembolso extra” que el incidente del vuelo le haya ocasionado, siempre que se puedan acreditar.

Noticias relacionadas

Las indemnizaciones de Ryanair a viajeros pueden superar los 33 millones

Expedientan a Ryanair por posible incumplimiento de los derechos de los pasajeros

Alemania se suma a la huelga del 10 de agosto de Ryanair y cancelará 250 vuelos