Nestlé toma medidas para luchar contra los residuos plásticos

Nestlé ha anunciado una serie de acciones para cumplir su compromiso de conseguir que el 100% de sus envases sean reciclables o reutilizables para 2025, con especial atención en evitar residuos plásticos y promover embalajes alternativos para sus productos globales.

Nestlé

Nestlé ha anunciado este martes los pasos para promover materiales alternativos, dar forma a un futuro sin desperdicios y generar cambios en el comportamiento de las personas, ha anunciado la empresa en un comunicado.

El director general de Nestlé, Mark Schneider, ha señalado que la amplia visión de la compañía y  su plan de acción describen “el compromiso y enfoque específico para abordar el problema de los residuos de envases de plástico.

Además, se comprometen a ” buscar opciones de reciclaje cuando sea posible“, ya que saben que ” conseguir que los envases sean 100% reciclable no es suficiente para enfrentar con éxito la crisis de los residuos plásticos”, ha añadido Schneider.

Por ello, en la palabras de su director, Nestlé está decidido a considerar cada opción para resolver este desafío de residuos plásticos y “aceptar múltiples soluciones que pueden tener un impacto en la actualidad”.

A su vez, Schneider ha destacado que el papel de la acción colectiva es vital “por lo que también estamos involucrando a los consumidores, proveedores, clientes, partners en general y todos los trabajadores de Nestlé para que aporten su grano de arena”.

Alternativa a los plásticos no reciclables

En diciembre del 2018, Nestlé ha anunciado la creación de su Instituto de Ciencias del Embalaje para calificar y desarrollar materiales para envases sostenibles.

Además, Nestlé espera eliminar gradualmente entre 2020 y 2025 todos los plásticos que no son reciclables o que son difíciles de reciclar para todos su productos en todo el mundo.

Entre las medidas que van a llevar a cabo, destaca que a partir de febrero de 2019, Nestlé comenzará a eliminar toas las pajitas de plásticos de sus productos, sustituyéndolos por materiales alternativos.

Asimismo, Nestlé va a lazar una nueva variedad de Nesquik en encase de papel en el primer trimestre de 2019.

Por otro parte, Nestlé Waters va aumentar el contenido de PET reciclado en sus botellas al 35% para 2025 a nivel mundial y el 50% en los Estados Unidos.

La compañía formó una sociedad global con Danimer Scientific para desarrollar una botella marina biodegradable y reciclable para su negocio de agua.

Sensibilización y participación de los empleados

Nestlé tiene el objetivo a largo plazo de eliminar los desperdicios de plástico en el medio ambiente en sus operaciones globales.

Los residuos de plástico en el océano representan una amenaza para Indonesia y para otros países del sudeste asiático, por lo que Nestlé se ha convertido en la primera compañía de alimentos en asociarse con el Proyecto STOP, que se lanzó en Indonesia en 2017.

El Proyecto STOP es una iniciativa para prevenir el vertido de plástico al océano mediante el desarrollo de asociaciones con ciudades y gobiernos en el sudeste asiático.

Por otra parte, las 4.200 instalaciones de Nestlé en todo el mundo se comprometen a eliminar los artículos de plástico de un solo uso que no se puedan reciclar y reemplazarlos por otros materiales reciclados o reutilizados. 

por su parte, los empleados de Nestlé en todo el mundo dedicarán días de voluntariado a la eliminación de basura y participarán en actividades de limpieza en el Día Mundial del Océano el 8 de junio de 2019. 

En este sentido, la junta directiva de Nestlé y sus empleados en la sede mundial de la compañía en Suiza se ofrecerán voluntarios para limpiar las orillas del lago de Ginebra en mayo de 2019.

Noticias relacionadas

Nestlé lanza sus primeros productos bio en España