Claves para ahorrar a la hora de reservar y viajar en 2018

El buscador de viajes Kayak ha analizado millones de búsquedas para que los viajeros puedan ahorrar hasta un 38% en vuelos y un 48% en hoteles, y explica cuáles son los momentos más adecuados para realizar las reservas.

Vista de la playa de Railay, en Krabi, Tailandia. EFE/Barbara Walton

El estudio realizado por la compañía señala que el momento adecuado para realizar la reserva de los vuelos a corta distancia, los favoritos de los españoles, es tan solo con uno o dos meses de antelación, lo que puede llegar a permitir ahorrar “hasta un 38%, como en el caso de elegir como destino Reikiavik (Islandia), en comparación con el mes más caro”, según un comunicado de la compañía.

Para el resto de destinos, Kayak recomienda una antelación ideal para reservar entre los cuatro y los diez meses, con un ahorro que va del 20% (Berlín) al 28% (Praga).

Reservar con muchos meses de antelación no garantiza el ahorro; de hecho, los precios más altos para la mitad de los destinos se encuentran al reservar con un mínimo de cinco meses de antelación”.

En cuanto a los vuelos a larga distancia desde España, “el momento perfecto” es entre siete y nueve meses antes de la fecha de salida.

Destinos como Buenos Aires o Cancún ofrecen un ahorro del 29% si se reserva con siete meses de antelación, aunque existen excepciones, como en el caso de la ciudad estadounidense de Los Ángeles, donde la fecha ideal para reservar un vuelo es “con tal solo un mes de antelación”, llegando a ofrecer el mayor ahorro de la lista con “hasta un 36%”.

Al igual que en el caso de los vuelos de corta distancia, “los precios más altos se presentan al reservar con más de diez meses de antelación”.

Mejor volar entre semana

En el caso de la mayoría de los destinos, los viajeros pueden economizar sus vuelos si viajan “a partir del martes”, en lugar del fin de semana.

En los vuelos domésticos, dentro de España, los pasajeros pueden ahorrar “hasta un 72%” en el precio del billete “si evitan las escapadas de fin de semana”.

Fuera de Europa, los días a evitar son también durante el fin de semana y el ahorro oscila entre el 15%, en el caso de Bangkok, y el 74% en el caso de Marrakech.

El alojamiento cuanto más tarde, mejor

Saber hacer la reserva del alojamiento en el momento adecuado puede suponer un ahorro del 48%, por eso, en nueve de los diez destinos de larga distancia analizados se recomienda reservar con solo uno o dos meses de antelación para “conseguir el mejor precio”; aunque el destino que más rentabilidad ofrece es Krabi (Tailandia) “con cinco meses de adelanto”.

Por otro lado, en el caso de destinos de corta distancia, “los españoles pueden ahorrar entre un 8% y un 38%”, y el periodo más recomendado para reservar oscila entre uno y diez meses, de modo que “la ciudad europea que ofrece mayor ahorro es Edimburgo” con dos meses de antelación y un 38% de ahorro potencial.

Destinos de moda

El destino más visitado por los españoles durante el mes de 2017, “con un aumento de las búsquedas de vuelos del 185%”, es Cagliari, situada en la isla italiana de Cerdeña.

En este caso, los españoles que quieran visitar la capital sarda “deben reservar con seis meses de antelación y evitar dejar la compra de los vuelos para el último momento”; con un ahorro potencial del 31%, mientras que se recomienda coger el vuelo un jueves o un viernes para un ahorro de hasta un 78% en comparación con los días más caros (lunes-sábado).

Asimismo, Atenas es la ciudad que más popularidad ha ganado en el último año, con un aumento del 120% en las búsquedas de hoteles en la capital griega, de modo que los viajeros pueden ahorrar hasta un 41% si reservan el alojamiento con” tres meses de antelación”, en comparación con el periodo más caro (ocho meses de antelación).

¿Cómo reservan los españoles?

Con el objetivo de “entender mejor cómo reservan los españoles sus vacaciones”, Opinium ha realizado una encuesta para Kayak a miles de españoles sobre sus hábitos de planificación de vacaciones.

Los resultados revelan que la mayoría de los encuestados (34%) pasa entre una y tres horas buscando en internet antes de reservar sus vacaciones.

En cuanto a la antelación, hay una clara diferencia entre las escapadas de fin de semana y los viajes de larga distancia, de modo que en el primer caso más de la mitad de los encuestados (54%) “afirma que reserva entre una y cuatro semanas antes de la fecha de salida”.

Por el contrario, un tercio de los encuestados reserva viajes de más de dos semanas fuera de Europa con una antelación de uno a tres meses; en particular, un 31% de los hombres por el 27% de las mujeres.

La encuesta muestra también el interés de los españoles por los precios, ya que “un tercio de los encuestados comprueba los precios después de haber reservado para ver si han bajado”.

La diferencia entre generaciones “es clara”, ya que un 53% de los mayores de 65 años no vuelve a comprobar los precios, frente a solo el 18% de los encuestados entre 25 y 34 años.