José María Maroto (OBS Business School): “El Big Data es una revolución mayor que Internet”

El incremento de la información generada por los dispositivos móviles y el desarrollo de los Datos Abiertos y el Internet de las Cosas llevan al investigador José María Maroto a identificar el Big Data como “una revolución” mayor que la que supuso Internet.

EFE/OBS

Los datos nos rodean, los dispositivos y sensores forman parte cada vez más de la vida cotidiana y, tanto empresas como administraciones o usuarios –estos a un ritmo más lento-, se están dando cuenta de lo valiosos que pueden llegar a ser. Para José María Maroto, profesor e investigador de la escuela de negocios OBS Business School, autor del informe ‘Big Data 2016′, se trata de una revolución superior a lo que fue el nacimiento de Internet.

“Cuando digo que es una revolución mayor que Internet es porque el Big Data tiene una peculiaridad: es social, está dirigida a todo el mundo y hace partícipes a todos. Tanto clientes como empresas tienen un papel principal; las empresas necesitan los datos de sus clientes, pero también los de sus competidores. Se genera una relación ‘win-win’ (ganar-ganar), de beneficio para todos que es ventajosa”, explica en una conversación con Efeempresas Maroto, que docente de Big Data, Innovación Tecnologica y ‘Business Intelligence’ en la escuela de negocios OBS.

En el estudio que ha elaborado para OBS Business Schoool se destaca que el tráfico mundial de datos móviles creció un 74% en 2015 hasta los 3,7 exabytes (3,7 millones de terabytes) y se multiplicará por ocho hasta 2020.

Una explosión, no solo para las empresas

Una “explosión” en palabras de Maroto, que va a suponer que tanto empresas como usuarios van a tener a su disposición una serie de datos que antes no se obtenían ni se podían tratar, a través del Internet de las Cosas que surge de los dispositivos inteligentes,y los Datos Abiertos que liberan las administraciones.

En España nos cuesta ver el concepto social del Big Data; pero en lugares donde la colaboración ciudadana está más desarrollada lo tienen más claro. En Estados Unidos están acostumbrados a que la población de cercanía se organice de forma colectiva para solucionar problemas de su entorno. En España son más las pequeñas empresas y las startups las que están accediendo a ello”, explica Maroto.

El investigador pone ejemplos concretos sobre cómo grupos de vecinos en ciudades norteamericanas están utilizando los datos masivos puestos en abierto por las instituciones para solucionar problemas del vecindario; o como los ‘digital manager’, una figura que comienza a imponerse en todas las ciudades de Estados Unidos, convocan a vecinos y especialistas en tecnología para que pongan a prueba sus sistemas de seguridad.

Los sensores y la información

José María Maroto. EFE/OBS

José María Maroto. EFE/OBS

Al desarrollo del Big Data, alineado con el incremento de dispositivos conectados, que son unos 15 billones en la actualidad y serán 200 billones en 2020, se une el Internet de las Cosas y la inversión en sensores que están llevando a cabo empresas y administraciones.

“Las empresas se han dado cuenta de que necesitan sensores para recabar cada vez más información; pero eso también se ve en países como España en el sector público, donde los ayuntamientos están invirtiendo en sensores para tener más información y ayudar a la reducción de costes”, explica.

Entre las administraciones más preparadas, Maroto destaca la ciudad estadounidense de Chicago, o Londres como la mejor adaptada para brindar esa información a la sociedad. “En España, Santander es una de las mejores a nivel de ciudad inteligente, pero le falta la divulgación de esos datos, y la que está apostando más por presentarlos al ciudadano es Barcelona”, agrega.

Un mercado democratizado que busca profesionales multidisciplinares

Otra de las claves de la revolución del Big Data reside en cómo los usuarios demandan soluciones más sencillas y cómo la democratización de estas tecnologías permite que los pequeños desarrolladores den respuesta a esa demanda.

Colectivos como los ‘runners’ demandan un servicio y son pequeñas ‘startups’ las que dan respuesta a esas necesidades. Luego las empresas, a través de sus aceleradoras y su capital buscan captar esas ideas; pero son los pequeños impulsores los que están cerca del usuario y comienzan a torpedear el mercado”, explica.

“Los nuevos perfiles laborales tendrán que ser multidisciplinares”

Para este escenario se necesitarán nuevos perfiles profesionales que, pese a lo que se pueda pensar, no son exclusivamente de perfil técnico aunque se hable de científicos de datos (del inglés ‘data scientist’), sino que deben abarcar un gran número de disciplinas.

El método que utilizan es científico, tiene que ver con la prueba y el error. Pero los saberes han de ser periféricos: personas preocupadas por las ciencias sociales, el comportamiento humano, la antropología…. Esto va a obligar a introducir tecnología en áreas que hasta ahora no tenían relación con ella, de la misma manera que las empresas tecnológicas van a necesitar nuevos perfiles”, augura José María Maroto.

Tagged with: , ,
Posted in Tecnología