Fundación Alas busca reducir el envejecimiento en personas con discapacidad

La Fundación Alas, dedicada a la inclusión de adultos con discapacidad intelectual, usará la estimulación precoz como herramienta de intervención para retrasar el envejecimiento en este colectivo, según ha declarado la presidenta de este ente, Arantxa Garay-Gordovil.

De izquierda a derecha, la gerente de la Fundación Alas, Paula De La Rocha, la presidenta de la Fundación Alas, Arantxa Garay-Gordovil, y la directora de empleo de Trefemo, Asunción de la Peña, durante el evento de celebración del 40 aniversario de la Fundación Alas. Fundación Alas

En una entrevista con EFEempresas con motivo de la celebración del 40 aniversario de la Fundación, la máxima responsable de esta ONG madrileña ha explicado que una intervención “temprana” y “específica” en el proceso de envejecimiento puede “evitar” este deterioro.

“Estamos en pleno proceso de investigación de nuevas formas de intervención para dar respuestas en el campo de la prevención, con el desarrollo de hábitos saludables, como el deporte y el ocio inclusivo, que permita al individuo ir estirando sus posibilidades e ir retrasando su envejecimiento”, ha apostillado.

Garay-Gordovil se ha referido a esta fundación, en la que tradición e innovación son las señas de identidad que durante cuarenta años han definido a esta organización a la hora de proporcionar una “vida digna, autónoma, adulta e inclusiva” a las personas mayores con discapacidad intelectual.

A su juicio, la etapa adulta de “muchas” personas con discapacidad intelectual es una prolongación de la infancia o la adolescencia, en la que son otros los que deciden por ellos y donde “la sobreprotección limita sus oportunidades“, por lo que no siempre consiguen una “inclusión plena” en la sociedad.

La vivienda como apuesta para la independencia

La Fundación Alas cuenta con ocho hogares, que dan residencia de forma permanente; y constituye un proyecto orientado a la integración laboral de este colectivo, que se desarrolla en el centro especializado madrileño Trefemo; además de diversos programas de ocio y deporte inclusivo.

Por su parte, la gerente de la Fundación Alas, Paula de la Rocha, ha explicado a EFEempresas que la organización ha apostado desde sus inicios por la vivienda para que este colectivo pueda crecer e independizarse como “lo haría cualquier persona adulta”.

De esta forma, las residencias, a las que se puede acceder mediante las plazas concertadas con la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, se han convertido en “pequeños hogares” que acogen a un grupo de personas con edades que abarcan desde los 18 hasta los 50 años, y que les brinda la posibilidad de compartir sus experiencias y su organización diaria.

Cerca de 500 medidas para ayudar a personas con discapacidad

El director general del área de atención a personas con discapacidad de la Comunidad de Madrid, Jorge Jiménez de Cisneros, presente también en el acto, ha manifestado la necesidad de “seguir impulsando ese camino de la inclusión y de mejorar la calidad de vida” de estas personas con el objetivo de dar la respuesta “más ágil” y “más pertinente” a cada uno de ellos.

En este sentido, Jiménez de Cisneros ha recordado que en 2018 se aprobó la Estrategia Madrileña de Atención a Personas con Discapacidad, que incluye 468 medidas especificas asignadas a las direcciones generales de distintas consejerías de la Comunidad para los próximos cuatro años.

Más de 30 personas con discapacidad trabajan en Trefemo

La cartera de clientes que colabora con la entidad engloba a más de 65 compañías para las que actualmente trabajan 33 personas, de las que el 88% tienen discapacidad intelectual, según ha explicado a EFEempresas la directora de empleo de Trefemo, Asunción de la Peña.

“Trabajamos con empresas de perfumería como Antonio Puig, de cosmética como Weleda, también de ferretería, de cualquier cosa que puedas imaginar, ya que este tipo de embalaje está muy presente hoy en día”, ha detallado.

Además, De la Peña ha advertido de que el apoyo y la formación continua es fundamental en las personas con discapacidad intelectual, de modo que un equipo de trabajadores sociales y preparadores laborales asisten al conjunto de empleados de Trefemo tanto en el ámbito laboral como en el personal, familiar y social, con el objetivo de que encuentren un puesto de trabajo tras su paso por el centro, como “un paso hacia la empresa ordinaria”.

Noticias relacionadas

Restrepo (F. Mapfre): “Las personas con discapacidad mejoran el clima laboral”