EY dice que los inversores dejarán de apostar por empresas que incumplan RSC

El presidente del EY en España, José Luis Perelli, ha asegurado que un “97% de los inversores se ha planteado cancelar una inversión” al no cumplirse la políticas de Responsabilidad Social y Buen Gobierno Corporativo estipulados en los códigos de la empresa en cuestión.

Vista general de la la Conferencia Anual del Global Corporation Center.

Durante la Conferencia Anual del Global Corporation Center sobre las prácticas de buen gobierno corporativo, Parelli ha destacado la relevancia de este tipo de políticas empresariales para que las empresas españolas puedan aspirar a “ser un ejemplo” internacional.

Al encuentro, que se ha centrado en el rol de control y mediación que desarrollan los consejeros independientes en los consejos de administración para garantizar el cumplimiento de la responsabilidad social contraída por las compañías, han acudido responsables de Repsol, Inditex y BBVA para debatir estas cuestiones.

En este sentido, el consejero independiente coordinador del BBVA, José Miguel Andrés, ha explicado que, para el cumplimiento pleno de sus funciones, los consejeros independientes deben “ejercer” todas sus competencias.

El contrapeso de los consejeros independientes

Los consejeros independientes deben funcionar como contrapeso para “enderezar” el rumbo de la compañía, ha señalado Andrés, que ha destacado que la función de este miembro en el consejo de administración de la compañía debe ser la de “actuar mucho y en poco tiempo” cuando surja un problema.

El consejero del BBVA también se ha referido a la obligación de las empresas multinacionales de respetar las leyes de todos los países en los que operan a la hora de hacer las labores de “reporting“, y no solo las del país donde se ubica la sede.

La consejera independiente del consejo de administración de Repsol, Maite Ballester, se ha referido a la importancia de la diversidad en los consejos de administración porque “todos los puntos de vista ayudan a superar los retos”.

En este sentido, se ha referido a la diversidad como una base que debe estar sustentada en los pilares de la paridad de género, de diversas nacionalidades, de conocimientos y de experiencias.

A la conferencia Anual del Global Corporation Center también ha acudido la secretaria de Estado de Economía, Irene Garrido, quien ha defendido las reformas del Gobierno para “recuperar la confianza” en el sector bancario.

Garrido ha incidido en el impacto para el beneficio social y la “economía en su conjunto” que tienen las políticas de Buen Gobierno Corporativo.