El presidente de BME critica el impuesto a las acciones

El presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Antonio Zoido, se ha mostrado crítico con el proyecto de Ley que grava las acciones españolas “no es positivo para el sistema financiero y el desarrollo de nuestra economía”.

El presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Antonio Zoido, se ha mostrado crítico con el proyecto de Ley que grava las acciones españolas de las compañías con una capitalización bursátil superior a 1.000 millones de euros.

“Hay puntos críticos que merecerían la pena que tuvieran en cuenta cuando avance el proceso legislativo, claramente no es positivo para el sistema financiero y el desarrollo de nuestra economía” ha declarado.

Zoido ha destacado también que “es contrario al fomento de la financiación vía mercados” mientras que ha explicado que de alguna manera “es contradictorio” el respaldo político al proyecto.

“Al no ser un impuesto europeo o global, la idea de la Unión de los Mercados de Capitales, fundamental en el desarrollo de la Unión Europea hace que se corran riesgos de fragmentación”.

2018, un año de bajo volumen de negociación y pérdidas 

La Bolsa española registra este año unas pérdidas del 14% y el volumen de contratación ha caído también este ejercicio un 9% con respeto al pasado año.

El presidente de BME ha explicado que las caídas dependen “de muchas circunstancias”, y que en estos últimos meses estamos viendo como el movimiento “es muy al unísono en toda Europa”.

“Quizá por la percepción de la situación económica” ha apuntado, “pero hay que tener en cuenta que estos elementos que hay que mirarlos a un plazo más largo”.

Así ha destacado que lo más importante es “que haya empresas que negociar, que vayan viniendo al mercado y que lo hagan porque saben que ahí encuentran la financiación que necesitan”.

2019 empezará con vulnerabilidades en el horizonte

“El año 2019 empezará con vulnerabilidades en el horizonte, algunas proceden del año que va a cerrar”.

El debilitamiento económico global, temas de orden estructural y político en Europa, el mundo y España “van a tener mucho peso”.

Antonio Zoido ha querido destacar que en nuestro mercado, quizá porque las empresas están presentando resultados positivos “la confianza de los inversores internacionales parece que continúa”.

De manera que ha registrado nivel récord de la propiedad de las acciones cotizadas en Bolsa por parte de no residentes ” han alcanzado prácticamente el 50% y son a su vez los mayores actores en las transacciones, en torno al 85% es un dato muy potente y claramente indicadores de confianza”.

Se ha registrado también un crecimiento de la financiación a través del MARF (la financiación de renta fija a través del mercado) o del Mercado Alternativo Bursátil, con la incorporación de 21 nuevas compañías.

“España es un alumno avanzado en este asunto y esa es la parte positiva” ha aclarado.

El de BME ha destacado que es “una señal” de que el mercado ayuda en la trasformación de los mecanismos de financiación y que por otra parte “es una de las conquistas pretendidas por la UE” en el proyecto de la Unión del Mercado de Capitales “crucial para el crecimiento futuro de Europa”.

Se reducen las salidas a Bolsa, pero somos líderes

La Bolsa española ha acogido 26 nuevas empresas en 2018, un dato más bajo que en otros ejercicios pero “relativamente bueno frente a la tendencia global”, ha subrayado Zoido.

Algunas compañías han retrasado sus salidas a Bolsa “por distintas circunstancias, pero en 2019 no nos irá mal en términos comparativos”.

Así, ha explicado que ha sido un año “bastante flojo” en toda Europa, pero nosotros “somos la excepción” al ser el único mercado donde el número de empresas “en el conjunto de los mercados ha aumentado”.

Además, se ha mostrado optimista de cara a 2019, cuando el mercado “se reactivará” porque hay interés mostrado por parte de algunas empresas por salir a Bolsa.

Posted in bolsa