E. ON perdió más de 3.000 millones en los seis primeros meses del año

E. ON, la mayor eléctrica alemana, ha cerrado el primer semestre del año con unas pérdidas netas de 3.034 millones de euros, frente al beneficio de 1.149 millones obtenido en el mismo periodo de 2015. La compañía ha atribuido esta caída a la rebaja del valor de los activos de su filial de energía Uniper y al bajo precio de la electricidad al por mayor.

El presidente de E.ON, Johannes Teyssen. EFE

El beneficio neto ajustado de la compañía cayó un 28% en el primer semestre, hasta los 604 millones de euros.

Por su parte, el beneficio bruto de explotación (ebitda) se redujo un 12% respecto al primer semestre de 2015, hasta los 2.901 millones; mientras que el beneficio neto de explotación (ebit) se situó en los 2.001 millones, un 6% menos.

La facturación de E. ON entre enero y junio disminuyó un 11% respecto al ejercicio previo, hasta 20.254 millones.

El gigante eléctrico ha atribudo las pérdidas a la rebaja del valor de los activos que tenía su filial de energía convencional Uniper, con la que asumió un cargo por deterioro de 3.800 millones.

Además, la empresa ha avanzado en un comunicado que Uniper se convertirá en una empresa independiente en septiembre, tras un proceso de separación aprobado por los accionistas hace dos años.

El consejero delegado de E. ON, Johannes Teyssen, ha señalado que los resultados del primer semestre refuerzan su convicción de que la nueva estrategia de la empresa “es la respuesta correcta a los grandes cambios que han sufrido en los últimos años los mercados energéticos”, según declaraciones recogidas en el comunicado.

A pesar de ello, E. ON mantiene su previsión de resultados para todo el año y espera un beneficio ajustado antes de intereses e impuestos, excluyendo las operaciones de Uniper, de entre 2.700 y 3.100 millones de euros.

Tagged with: ,
Posted in Energía