Dos tercios de las empresas del IBEX 35 están comprometidas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Un 74% de las empresas que cotizan en el IBEX 35 ya se han comprometido con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), 17 metas propuestas por la ONU para la 2030.

Vista de la Asamblea General de la ONU, propulsora de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. EFE/Jason Szenes

Durante una jornada conmemorativa del segundo aniversario de la aprobación de estos 17 objetivos se ha publicado una guía titulada “Análisis, tendencias y liderazgo empresarial en España”, que sostiene que alcanzar un modelo de desarrollo sostenible a largo plazo es una línea de acción fundamental para el sector privado de nuestro país.

Los ODS fueron promulgados el 25 de septiembre de 2015 por un total de 193 países y son una llamada universal para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad. En este sentido, el tejido empresarial es un actor con una importante capacidad de acción, y Pacto Mundial tiene el mandado directo de Naciones Unidas para fomentar estos objetivos.

Este documento ofrece un análisis sobre las medidas que en este sentido han llevado a cabo las empresas del IBEX 35  y concluye que el 74 % de ellas ya incluyen un compromiso expreso con los estos objetivos en sus memorias de sostenibilidad (un resumen de los logros y los retos de una compañía en materia de responsabilidad).

El estudio concluye que el 57 % del IBEX 35 ya ha alineado su negocio central con dichos objetivos y han realizando un ejercicio a nivel interno para analizar sus contribuciones positivas y negativas a cada una de estos desafíos, e identificando aquellas áreas sobre las que necesitan trabajar de forma prioritaria.

Todavía queda camino por recorrer

A pesar de los avances dados, todavía quedan campos de acción por explorar. Por ejemplo, ninguna empresa del IBEX 35 recoge en sus memorias la formación a empleados o proveedores en los Objetivos de Desarrollo sostenible. Un dato especialmente relevante si se tiene en cuenta la capacidad de los altos directivos y mandos intermedios para lograr una cultura empresarial ligada al desarrollo sostenible.

Asimismo, solo el 8% ha llevado a cabo compromisos públicos en relación a estos objetivos, un elemento fundamental, ya que sólo a través de metas cuantificables se podrá alcanzar una contribución real.