CLH ha invertido en los últimos tres años cerca de 40 millones en proyectos medioambientales

La Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) destinó cerca de 40 millones de euros a proyectos medioambientales en el periodo 2015-2017, con el objetivo de “reforzar la sostenibilidad de su actividad” y utilizar los recursos, tecnologías y procesos de forma “más eficiente y respetuosa” con el entorno.

Una de las instalaciones de CLH en un entorno natural

Las iniciativas de la compañía incluyen medidas para la protección del entorno, la reducción de emisiones a la atmósfera o la eficiencia energética y además, ha desarrollado un plan de modernización de equipos industriales, con el objetivo de “disminuir las emisiones asociadas a sus actividades” y ahorrar energía, ha comentado la empresa mediante un comunicado.

Entre las medidas, CLH ha asegurado “adaptar sus calderas” para que utilicen gasóleo en lugar de otros combustibles pesados. En este sentido también ha implantado nuevos sistemas que permiten”minimizar la pérdida de energía por rozamiento” en el transporte de productos petrolíferos por los oleoductos.

En la línea de las energías renovables, CLH ha contratado suministro de electricidad a través de una nueva comercializadora cuya energía consumida proviene de “fuentes renovables“, ha asegurado la compañía.

Gestión de vertidos y huella de carbono, entre otras medidas

La compañía de hidrocarburos ha continuado realizando nuevos análisis de protección de suelos” para conocer el estado medioambiental del terreno de sus instalaciones, tomando muestras de aguas subterráneas.

Por otro lado ha puesto en marcha programas para la gestión de vertidos y la protección de aguas subterráneas” como la implantación de un nuevo sistema de tratamiento de aguas contaminadas con hidrocarburos.

De igual modo, CLH ha realizado un estudio que calcula su huella de carbono anual.

En el año 2017, la utilización de los oleoductos para el transporte de combustible evitó la emisión a la atmósfera de 356.000 toneladas de CO2.

Protección de la biodiversidad por parte de CLH

Dentro de su política de protección de la biodiversidad, el grupo CLH ha afirmado contar con” un plan de Identificación de Zonas de Alta consecuencia” (HCA) en el que, gracias a la utilización de un software específico de análisis geográfico, se definen las zonas medioambientalmente “sensibles” en el entorno de los oleoductos de la compañía, mucho de ellos “instalados en espacios naturales protegidos”.

En base a esta información, el Grupo CLH ha asegurado completar con GREFA (Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat), “un plan de estudios ambientales” para medir la integración de sus oleoductos en estas zonas de riqueza biológica. Tras el análisis, los estudios concluyeron que las infraestructuras “no han interferido” en el hábitat ni en el desarrollo de las especies animales y vegetales del entorno.

Por último, la compañía ha firmado un nuevo acuerdo con GREFA para participar en un programa de conservación de “aguiluchos ibéricos de la Comunidad de Madrid”, para lo que ha colaborado con la campaña de información y sensibilización social y diferentes tareas de marcaje y salvamento de las nidadas.

Noticias relacionadas

Telefónica ya es 100 por cien renovable en España

Mahou San Miguel ha invertido 270 millones para modernizar sus fábricas