Carbures entra en Brasil con un contrato de alta tecnología para automoción

Carbures anuncia su entrada en el mercado brasileño tras un contrato de venta y entrega llave en mano de alta tecnología para procesos de fabricación por un importe de 835.000 euros.

Imagen de la fachada de la sede de Carbures

El contrato ha sido firmado por la filial de automoción del grupo, Carbures Mobility, en concreto desde su área de Machinery, con un Tier 1 global de automoción instalado en Brasil que da cobertura al mercado suramericano.

Su objetivo es diseñar y fabricar una línea de test paletizada, cuya tecnología realiza los ensayos necesarios para validar el motor eléctrico que mueve la dirección del vehículo ya que el se centra en el diseño, la construcción del equipo y las zonas de ensayo.

Tanto el diseño como la fabricación de la línea de test se llevarán a cabo en España en su integridad, procediendo posteriormente a su traslado al país carioca.

El presidente ejecutivo de Carbures, Rafael Contreras, segura haber “dado un nuevo paso en nuestro crecimiento ya que abrimos un mercado estratégico, Brasil, que nos permitirá expandirnos por el continente suramericano y seguir creciendo. La vocación internacional siempre ha estado en el ADN de Carbures, y eso nos ha llevado a convertirnos en un referente global tecnológico”.

Este nuevo hito internacional viene a sumarse a la reciente apertura en China de una nueva planta de fabricación para el sector de automoción, situada en el parque industrial de Suzhou el pasado mes de agosto, mientras que en Iberoamérica, Carbures ya cuenta con ingeniería y fábrica de Machinery en Querétaro, y con un equipo de 100 ingenieros en Ciudad de México, que está especializado en obra civil.

Una célula totalmente automatizada

Desde Carbures Mobility, ya se había realizado el diseño y la fabricación de otros equipos de ensayos para este cliente; en esta ocasión, la diferencia es que es una célula totalmente automatizada, donde la integridad del proceso está llevada a cabo por maquinaria programada al efecto.

La célula consiste en cuatro estaciones en paralelo con capacidad de realizar los mismos ensayos y un manipulador automático con doble pinza de carga y descarga; dichas estaciones realizan tanto ensayos de baja como de alta velocidad hasta 4.000 rpm.

Con su entrada en Brasil, Carbures opera en once países de tres continentes tanto en el área de Automoción como en las de Aeroespacial, Defensa y Obra Civil: Alemania, Francia, Polonia, España, China, Singapur, EE.UU., México, Chile y Turquía, cumpliendo así con una nueva etapa de su plan de expansión internacional.