Bravo Capital ya ha prestado 215 millones de los 400 con que se fundó

La empresa de financiación alternativa Bravo Capital ya ha prestado a empresas 215 millones de los 400 millones de euros que aportaron los fondos estadounidenses Avenue Capital y JZ Capital cuando se fundó y ha efectuado 45 operaciones de préstamo, según ha explicado su directora general, Mar Turrado, en una entrevista a EFEempresas.

Turrado ha indicado que las empresas a las que han prestado financiación son muy diversas y abarcan empresas de consumo, grandes marcas e industriales, aunque las mayoritarias en número son ingenierías y constructoras, que son, especialmente estas últimas, las que “peor acceso tienen a nueva financiación”.

Mar Turrado ha explicado que Bravo Capital surgió como un complemento a la financiación bancaria, al darse cuenta de que la banca “no podía llegar a cubrir todas las necesidades de financiación que tenían las empresas”, pues las entidades no podían poner dinero adicional para empresas con las que ya tenían contraído un importante riesgo.

La directora general Mar Turrado ha indicado que el único requisito que ponen a las empresas para prestarles financiación es “tener ventas” y las compañías receptoras pueden ser “muy pequeñas” o “muy grandes”.

En este sentido, señala que tienen desde empresas que facturan un millón de euros a otras que facturan 4.000 millones y sus operaciones van desde los 200.000 euros de financiación a 10 ó 15 millones, que suele ser el máximo que prestan, pues en estos momentos en que se están desplegando conceder créditos mayores les concentraría en muy pocas empresas.

Mar Turrado ha explicado que lo que financian fundamentalmente es capital circulante, que es la mayor necesidad de las empresas, pues con anterioridad a la crisis ya acometieron inversiones en activos fijos y ahora no hay en este apartado grandes necesidades. Sin embargo, sí que están necesitadas de capital para poder financiar los costes de producción asociados a los nuevos contratos que están consiguiendo.

Bravo Capital financia fundamentalmente capital circulante

Turrado considera fundamental que las empresas diversifiquen sus fuentes de financiación y que, al igual que para operar no se arriesgan a depender de un sólo proveedor, tampoco deberían hacerlo a nivel financiero, especialmente en un mercado bancario cada vez más concentrado.

Además, considera que los bancos “van a continuar reduciendo sus activos en Europa” para ajustar sus balances, algo que seguirá dando oportunidad a nuevos operadores para complementar la financiación allí donde la banca no puede poner dinero.

La directora general de Bravo Capital, que afirma que esto es difícil aún hacérselo ver al cliente esa necesidad de diversificar sus fuentes de financiación, explica que de cara al futuro les gustaría poder prestar lo antes posible lo que resta de los 400 millones con los que nacieron y empezar a pensar con los fondos accionistas los siguientes pasos a seguir.

En este sentido, ha explicado que las nuevas aportaciones podrían ser más fondos de los dos accionistas iniciales o bien una combinación con fondos ajenos, que podrían venir de banca de inversión, para conseguir aumentar el dinero disponible para prestar.

Pese a las últimas turbulencias vividas por los mercados, Turrado, que ha sido analista de Citi y subdirectora del Instituto de Crédito Oficial (ICO), considera que los mercados y los inversores siguen siendo positivos a la hora de invertir tanto en deuda como en capital de empresas.

“Es necesario que las empresas diversifiquen sus fuentes de financiación”

Turrado, aunque reconoce que no está clara ni la situación macroeconómica ni la geopolítica, afirma que sigue habiendo “mucha liquidez y los inversores con esas políticas monetarias tan expansivas necesitan buscar retorno, y el retorno lo tienen que encontrar invirtiendo o en renta variable o en bonos de alta rentabilidad”.

Bravo Capital, que cuenta con un equipo de siete economistas senior y diez juniors, también está empezando a hacer análisis a partir de su actividad, según Turrado, que indica que han observado que las empresas crecen en cash-flow y lo están destinando a repagar deuda, con lo que fortalecen sus balances.

Además, señala que las compañías “están empezando a invertir de nuevo”, aunque no tanto como antes de la crisis al tener muchas de sus inversiones hechas, y augura que esta combinación de factores se traducirá en un crecimiento del empleo, “si tenemos suerte y Europa tira un poquito”.

Respecto a los mercados que se han puesto en marcha en España para captar nueva financiación, Mar Turrado señala que tanto el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) como el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) “son dos iniciativas fenomenales”, si bien considera que, a raíz de casos como el de Gowex, hay que introducir correcciones.

En este sentido, señala que las compañías del MAB tendrían que tener auditores registrados y no un simple censor jurado de cuentas, como ocurrió en el caso de la empresa de redes wifi, y reforzar el gobierno corporativo para que en esas compañías haya consejeros independientes y no estén controladas exclusivamente por un matrimonio y trabajadores, como ocurrió en el caso de esa compañía.

Con relación a la nueva Ley de Financiación Empresarial que ha aprobado el Gobierno, Turrado considera que hay que ser cauteloso en esta materia para no cortar vías a una iniciativa privada que “viene a cubrir unas necesidades importantes”.

Mar Turrado tiene dudas sobre el límite de 3.000 euros por persona o 10.000 de máximo al año que se ha puesto a los inversores en crowfounding, plataformas de financiación por internet a las que no ve como una competencia, ya que captan fondos muy pequeños y sus operaciones son de unos 50.000 euros.

Tagged with: ,
Posted in Finanzas