El bitcóin progresa hacia la “normalización”

El bitcóin avanza con paso lento, pero seguro, hacia la aceptación internacional, con los gobiernos posicionándose en torno a la moneda virtual. Los aspectos legales son clave en su “normalización”, según Pablo Fernández Burgueño, socio fundador de Abanlex, el bufete especializado en tecnología que ganó a Google el caso del derecho al olvido.

Pablo Fernández Burgueño en Abanlex. EFE/José Carlos Pedrouzo

Abanlex es un bufete especializado en derecho tecnológico, y uno de sus intereses es la legislación del bitcóin, la moneda virtual que está revolucionando internet.

Sobre éste asunto, uno de sus fundadores, Pablo Fernández Burgueño, centra su entrevista con EFEempresas.

Estos últimos días el bitcóin está viviendo un auge informativo, con las principales economías mundiales tomando posiciones en torno a su regulación.

Japón mantiene conversaciones con China y Estados Unidos con objeto de establecer unas normas comunes en cuanto al uso de las monedas virtuales.

Rusia, a su vez, se está planteando la legalización del bitcóin y del resto de criptodivisas, según informó el diario moscovita Izvestia.

En España, y desde el punto de vista de Burgueño, la situación es buena, ya que “tanto el regulador como los bancos están moviendo ficha”.

Su bufete toma parte activa en favor de la normalización del bitcóin, impulsándolo como medio de pago, así como realizando periódicamente charlas y talleres en torno a ésta moneda virtual.

“Es fundamental que el legislador y los organismos gubernamentales se pronuncien en torno al bitcóin para sentar una base legal”, explica, lo cual es “requisito imprescindible para que se logre una aceptación que posicione a España en una situación ventajosa en torno a ésta tecnología”.

“Tarde o temprano, la gente terminará utilizando el bitcoin”

Para el experto en legislación digital “tarde o temprano, la gente terminará utilizando el bitcóin, y hay que ir tomando posición”. Es importante hacerlo a priori, cuando todavía se está a tiempo de legislar, estima.

Como ha sucedido con Facebook, Twitter o Google, los efectos del uso masivo de una tecnología basada en internet son trasnacionales, y “es preferible que su regulación sea ejercida desde los órganos representativos de los estados”, en lugar de en un despacho lejano desde donde “un par de chicos muy listos dictan las normas”, advierte Burgueño.

Consultas vinculantes a la administración

Una de las consultas que Abanlex lanzó a la administración fue sobre el pago de apuestas en casas de juego y casinos virtuales, donde el vacío legal es utilizado a menudo para evitar restricciones y tasas, apunta.

Según la ley española, cuando se realiza una apuesta con dinero hay que pagar impuestos y una licencia. En el caso del bitcóin, como explica Burgueño, “el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas declaró que el bitcóin es un bien que se debe considerar como existencias o inmovilizado inmaterial, no como dinero”.

“Aunque no sea dinero, a nivel impositivo harán como si lo fuera”

Así que interpelaron a la Dirección General de Ordenación del Juego declarando su intención de apostar bitcoines. La respuesta fue que “iban a tener que pagar impuestos y pedir licencia”, ya que “a pesar de que no sea dinero, a estos efectos lo tratarían como si lo fuera”.

Entonces, si bien las transacciones en monedas virtuales no serán gravadas con IVA al ser consideradas como un activo financiero más, sí lo serán los productos o servicios que se ofrezcan a cambio de ellas.

Y es que “presionando a la administración conseguimos que ésta se pronuncie“, explica Burgueño. En España además “la propia administración está predispuesta”, ya que contamos con una ley de prevención del blanqueo de capitales y financiación del terrorismo; “y es un hecho que el bitcóin se está utilizando para estos cometidos”.

Introduciendo el bitcóin en las instituciones

De mano del consejero delegado de Coinffeine, Alberto Gómez Toribio, Burgueño fue invitado en 2014 a la sección de nuevos medios de pago del Banco de España, donde ambos tuvieron la oportunidad de explicar las características del bitcóin y recomendar su uso.

Pablo F. Burgueño en el bufete Abanlex. EFE/José Carlos Pedrouzo

Pablo F. Burgueño en el bufete Abanlex. EFE/José Carlos Pedrouzo

El pasado año, una nueva convocatoria vino de parte de la Subcomisión de estudio sobre las Redes Sociales del Congreso de los Diputados.

El motivo de la invitación era, entre otros, que el letrado les hablase del anonimato en internet; atendiendo al hecho de que el bufete de Burgueño es el que ha conseguido que el Tribunal de Justicia Europeo obligue a Google a aplicar el “derecho al olvido“.

Pero Burgueño decidió sorprender a los diputados introduciendo el bitcóin en la agenda. Y es que su sistema se basa en un libro de cuentas compartido (el blockchain), en el que una vez realizado un apunte, no puede ser modificado.

El letrado compró un paquete de galletas con bitcoines, las cuales ofreció a los diputados. Y añadió además una anotación a dicha transacción en el libro de cuentas.

La circunstancia de que tal apunte fuera imborrable, y que el mismo pudiera contener cualquier información o dato personal, “causó impacto en los diputados”, llamando su atención sobre la importancia de legislar al respecto.

Denuncia por el robo de 126.o0o dólares en criptomoneda

Burgueño denunció en su día un robo masivo de moneda virtual, concretamente dogecoin, del que fue una de las víctimas. Aunque la cantidad individual era pequeña, el valor total de lo sustraído ascendió a 126.000 dólares.

En comisaría aceptaron a trámite la denuncia, y aunque el caso fue sobreseído por el juez, sentó un importante precedente en el reconocimiento de la criptomoneda como objeto de derecho.

“Mt.Gox fue un caso de mala gestión empresarial”

A la hora de reclamar un robo o pérdida de moneda virtual, hay que tener en cuenta que el bitcóin se considera un factor comercial, un bien intangible.

“Nos encontraríamos en el mismo caso que un cheque, ante cuyo robo no se reclama el dinero que hay detrás, sino el documento en sí“, aclara.

Asuntos sonados como la quiebra de Mt.Gox no deben interpretarse como un fallo de las criptomonedas, ya que el problema fue “una mala gestión por parte de la empresa“. Como explica Burgueño, un caso similar a una quiebra en euros o dólares, donde “es absurdo responsabilizar a una divisa o a un medio de pago”.

Noticias relacionadas

Bitcóin, más que un medio de pago

La Unión Europea refuerza la protección de datos en Internet

El bitcóin como modelo de negocio, una realidad

Tagged with: ,
Posted in Entrevistas     Tecnología