BBVA apuesta por la sostenibilidad con una inversión de 100.000 millones hasta 2025

La entidad bancaria BBVA ha anunciado hoy su plan hasta 2025 de movilización de 100.000 millones de euros en proyectos sostenibles que luchen tanto contra el cambio climático como que potencien la financiación verde, las infraestructuras sostenibles, el emprendimientos social y la inclusión financiera.

Sede del BBVA en Madrid. EFE/Mariscal

Del total de la cantidad que el banco movilizará, 70.000 millones se destinarán a proyectos que ayuden a las empresas y a las instituciones hacia una transición a una economía baja en carbono a través de financiación verde con la emisión de bonos verdes o la apuesta por soluciones de eficiencia energética, agua y gestión de residuos, ha explicado la entidad durante una rueda de prensa.

En este aspecto el banco ha explicado que “dejará de financiar proyectos relacionados con el carbón en España“, a la vez que ha relevado “en una apuesta por la transparencia” su exposición a combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón), que actualmente es del 3,4 % de sus activos, lo que se traduce en 23.370 millones de euros, ha afirmado director global de reputación corporativa Antoni Ballabriga.

El otro 18 % de estos 100.000 millones movilizados tendrán como fin promover la inclusión financiera y el emprendimiento con préstamos a proyectos emprendedores, a mujeres emprendedoras y que está abierto a nuevos modelos digitales.

Como ejemplo en este ámbito, Ballabriga ha mencionado la plataforma “Momentum” que ha financiado “con un total de cinco millones a 20 empresas dedicadas al ámbito social“, la apuesta de la entidad “por los microcréditos en Estados Unidos” o la iniciativa “trust·u” que la entidad destina a los emprendedores.

Por último, de la cantidad total, se usarán 12.000 millones en financiar infraestructuras sostenibles y proyectos agrícolas respetuosos con la sostenibilidad.

 

Toda esta  financiación se realizará a través de los llamados “bonos sostenibles“, que “es el paraguas donde caben tanto el bono verde” destinado a los proyectos que luchan contra el cambio climático, como al “bono social dedicado a proyectos educativos o de vivienda” ha explicado Ballabriga.

El cambio climático como una oportunidad

“El cambio climático es un riesgo y una oportunidad” ha resumido Ballabriga para explicar esta inversión de la entidad a largo plazo que se enmarca en el propósito para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y el Acuerdo de París sobre el Clima.

Para el presidente del BBVA, Francisco González, se trata de “un objetivo muy ambicioso“, ya que el objetivo “es poner al alcance de todos las oportunidades de una nueva era”.

Ballabriga ha afirmado que se ha gestado “un cambio en los últimos tres años” ya que “uno de cada cinco inversores de primer nivel nos preguntaba por nuestros planes a largo plazo” y nuestra política “sobre el cambio climático”.

La emisión de bonos sostenibles “es una tendencia” y ha puesto como ejemplo la emisión de estos en Estados Unidos, donde en 2017 se llegaron a emitir bonos por valor de 131.000 millones de dólares, y que en 2018 se estima que la cantidad sea de 180.000 millones.

 

Reducción de emisiones de CO2

Pero además de esta movilización de activos, el banco también ha anunciado su compromiso con el medio ambiente a través del compromiso para que en 2025 el 70 % de la energía que consume la entidad sea de fuentes renovables, reducir en un 68 % sus emisiones de CO2 y disminuir su consumo eléctrico en un 8%.

Por último el banco ha mencionado su colaboración con otras entidades bancarias como el Santander, Barclays, BNP, Societé Générale o UBS entre otras, dentro de un grupo piloto promovido por Naciones Unidas para analizar el impacto financiero sobre el cambio climático.

“Queremos crear una metodología en este grupo piloto, ya que queremos ver el impacto de determinadas industrias en periodo de transición que hay que cuantificar” ha explicado Ballabriga

Los compromisos adquiridos serán verificados por un tercero, en este caso la auditoría KPMG, pero también la entidad sin ánimo de lucho  como Share Action que es uno de los referentes en prácticas de inversión responsable  que promueve una mejora del comportamiento de las empresas en materia medioambiental, social y de gobierno corporativo.

La directora de proyectos de banca, Sonia Hierzig ha señalado que “ShareAction acoge con entusiasmo los nuevos compromisos de BBVA y gracias a estas nuevas políticas, el BBVA subirá de la duodécima a la séptima posición entre los 15 mayores entidades europeas en nuestro ránking del clima”.