BBVA traspasa su negocio inmobiliario a Cerberus

BBVA ha cerrado el traspaso al fondo Cerberus de su negocio inmobiliario en España, una vez obtenidas las autorizaciones pertinentes, una transacción que rondaría los 4.000 millones de euros y con la que elimina casi por completo su exposición al “ladrillo”.

Sede del BBVA

El banco ha explicado en un hecho relevante a la Comisión  Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la operación ha supuesto la venta a una sociedad gestionada por Cerberus del 80% de la sociedad Divarian Propiedad, a la que previamente BBVA aportó sus activos inmobiliarios.

La efectiva transmisión de algunos activos inmobiliarios está sujeta al cumplimiento de determinadas condiciones.

Según informó el banco aún presidido por Francisco González, se trata básicamente de activos inmobiliarios adjudicados, valorados en unos 5.000 millones, aunque su valor bruto contable es de unos 13.000 millones, tomando como referencia la situación de los mismos a 26 de junio de 2017.

Ha destacado que algunos activos inmobiliarios esta sujeta al cumplimiento de determinadas condiciones, por lo que el precio final a pagar por Cerberus se ajustará en función de los inmuebles que finalmente se aporten.

El negocio traspasado comprende tanto los activos inmobiliarios, como los empleados necesarios para la gestión de este negocio.

BBVA prevé que la operación no tenga un efecto significativo en el beneficio atribuido del grupo, ni en sus niveles de capital de máxima calidad (CET1) teniendo en cuentas las futuras exigencias, lo que se conoce en el argot como términos “fully loaded”.

El banco prevé que en 2018 las pérdidas del área de negocio inmobiliario no estratégico sean en torno a un 80 % inferiores a las de 2017, cuando se elevaron a 501 millones. A partir de 2019, espera que la contribución de esta área sea irrelevante.

En los dos últimos años, BBVA ha sido muy activo en la limpieza de su balance ya que, al margen del acuerdo cerrado hoy, destaca la venta de una cartera de cerca de 3.500 inmuebles, la colocación de otra cartera de 14 edificios de oficinas, o la venta de la Torre Puig, una de las mayores operaciones inmobiliarias de Barcelona.

El banco llegó también a un acuerdo para transferir 108 terrenos para la construcción de viviendas, se desprendió de una de las mayores carteras de préstamo promotor en España y se deshizo de un 27% de Metrovacesa en la salida a bolsa de esta empresa.

Además, vendió su participación del 25,24% en Testa y traspasó el edificio de Gran Vía, 1, en la ciudad de Bilbao.

Noticias Relacionadas

Bruselas aprueba la compra de la cartera inmobiliaria de BBVA por Cerberus

BBVA vende su negocio inmobiliario a Cerberus por 4.000 millones

 

Tagged with: , , ,
Posted in Construcción     Sectores