Bankia traspasa 3.070 millones en inmobiliarios y créditos dudosos a Lone Star

Bankia ha llegado a un acuerdo con el fondo de inversión Lone Star XI para constituir dos sociedades a las que la entidad aportará 1.650 millones de euros en activos inmobiliarios, mientras que el fondo compra 1.420 millones en créditos hipotecarios de dudoso cobro de la entidad.

Sede de Bankia en Madrid

El objetivo del acuerdo será “administrar, desarrollar y disponer” de esta cartera de activos inmobiliarios valorados en 1.650 millones de euros, que serán incluidos en dos sociedades participadas por Bankia al 20% y por una filial de Lone Star XI al 80%, según ha informado este lunes la entidad financiera de titularidad pública a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La operación se cerrará en el segundo trimestre de 2019 una vez estén cumplidas todas las condiciones previstas, cuando se dará de baja estos activos del balance de Bankia.

Por otra parte, los 1.420 millones de euros en créditos hipotecarios de dudoso cobro de Bankia serán adquiridos totalmente por el fondo, para su posterior titulización por un fondo de titulización de activos.

Según la información que ha remitido Bankia a la CNMV, esta operación le generará un ahorro en costes de 200 millones de euros antes de impuestos en los tres años posteriores al cierre de la operación, por la que tendrá que hacer unas provisiones de 85 millones de euros, que afectarán negativamente a su cuenta de resultados de 2018.

Bankia cerrará 2018 reduciendo sus activos improductivos en 6.000 millones

La entidad participada por el Estado en un 61,34% (a través de BFA, propiedad del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), ha destacado a través de un comunicado de prensa que durante este año 2018 ha reducido sus activos inmobiliarios en 6.000 millones de euros, lo que supone adelantar un año el calendario previsto en su Plan Estratégico 2018-2020.

A la operación anunciada este lunes se unen las otras ventas que ha realizado Bankia durante el año y a la reducción orgánica, que la entidad cuantifica en una rebaja de préstamos dudosos y activos inmobiliarios adjudicados de 3.000 millones.

Según su plan estratégico, Bankia debía reducir cada año unos 2.900 millones de euros, para acabar el periodo con 8.800 millones menos de estos activos.

La previsión de la entidad es que a la conclusión de 2020 sus activos improductivos queden en 8.400 millones, lo que dejaría la ratio por debajo del 6% en bruto, frente al 12,5% que representaban en el año 2017.

Noticias relacionadas

El Gobierno sopesa aplazar la privatización de Bankia más allá del 2019