- Profesores de IESE

El contenido del Blog está trabajado por los principales profesores de la escuela de dirección de empresas IESE Business School de la Universidad de Navarra.

Syriza y la deuda pública griega

Por Eduardo Martínez Abascal, profesor de dirección financiera en IESE

 

He rescatado este artículo publicado en ABC el 15 de febrero. Creo que puede ayudar a entender porque la cosa pinta mal y que ya se veía venir hace meses. Los datos son tozudos.

 

El Gobierno Syriza de Grecia quiere plantar cara a la famosa troika (UE, BCE y FMI), que son los que le vienen prestando el dinero. ¿Qué posibilidades de negociación tiene Yanis Varoufakis, ministro de Finanzas griego? Veamos los números.

 

En el tercer trimestre del 2014, la deuda pública de Grecia es de 316 millardos (miles de millones) o un 176% del PIB (la de España es de 1.020 millardos o un 97% del PIB). Se plantea una quita, pues, según el gobierno, esa deuda es insoportable y nunca se podrá devolver. Cierto. Ni el gobierno griego, ni el español, ni el norteamericano, ni ningún gobierno podrán devolver nunca su deuda pública. Para devolver deuda necesitas ingresar más de lo que gastas, es decir tener superávit público. Y resulta que prácticamente ningún gobierno ha tenido superávit público en los últimos 35 años ; los que mejor lo han hecho han tenido superávit y pequeño en sólo 2 ó 3 años… de 35. Por tanto, mientras Grecia no tenga superávit público no podrá devolver su deuda. A finales del año 2013, el déficit público de Grecia fue de 22 millardos o un 12% del PIB (En España 72 millardos o un 7% del PIB). Es decir, Grecia cada año añade 22 millardos a su deuda. Y ese dinero se lo prestan la UE, BCE y el FMI . Si el gobierno griego rompe la baraja no obtendrá esos préstamos que son necesarios cada año para pagar a sus funcionarios.

 

Pero el Gobierno griego sí está devolviendo parte de su deuda. Cierto. Pero con dinero que la UE le ha prestado el día anterior. La cosa va así: debes 100€ y tienes que devolver cada año 10€. Además, este año has tenido un déficit público de 10€. La UE te presta 20€, utilizas 10€ para devolver deuda y otros 10€ para cubrir tu déficit. La deuda total que tienes es ahora 110€, los 100€ que tenías más los 10€ del nuevo déficit.

 

En definitiva, como la deuda nunca se va a devolver, la UE bien puede darla por perdida y no pasará nada. El agujero que se producirá en las arcas de la UE será asumible, pues la deuda griega no es muy grande comparada con los recursos de la UE y BCE (Grecia es apenas el 2% de la UE, más o menos como Cádiz es a España).

 

Se dice que el Gobierno griego no puede tener superávit pues el pago de intereses de la deuda es enorme. No es cierto. En negociaciones anteriores la UE puso un tipo de interés anormalmente barato, el 2,3% (en España es el 3,6%). Representa apenas el 7% del gasto público; en línea con otros países de la UE (en España es el 8%). Si el gobierno griego tiene déficit público es porque gasta mucho: 107 millardos o el 58% de PIB (en España es el 44%) e ingresa poco. Tan simple como esto. ¿Y por qué gasta mucho? Pues no lo sé. Pero resulta que hay un funcionario por cada 3,6 empleados del sector privado. Mucho gasto es. En España esa proporción es del 1 por cada 6.

 

El resultado es que si Varoufakis se planta y no devuelve la deuda, la UE le dejará de prestar y no podrá pagar el salario a sus funcionarios el mes siguiente. ¿Puede pedir que le bajen los intereses? Pues sí, pero si estos pasan del 2.3% al 1% apenas se ahorrará 4 millardos, que no es mucho comparado con el gasto público total de 107 millardos del 2013.

 

De lo anterior deduzco que el profesor Varoufakis tiene poco margen de negociación. El pierde mucho y, si se pone chulo, la UE pierde poco.

 

Para ponérselo peor al pobre profesor, resulta que el BCE ha dicho que, si no hay acuerdo, suspenderá la financiación a los bancos griegos, que se quedarán sin dinero y no podrán devolvérselo a los ciudadanos griegos cuando estos lo quieran sacar del banco… Es el famoso corralito: te limitan el dinero que puedes sacar del banco pues no hay dinero para todos. Los ahorradores griegos pensarán, ¿y dónde está mi dinero que dejé en el banco? Pues sencillo, el banco lo prestó al Gobierno y este no lo devuelve, porque se lo gastó. Por eso no hay dinero. ¿Y porqué hasta ahora sí había?, pues porque el banco griego recibía el dinero del BCE.

 

Pero ¿seguro que Europa puede dejar así abandonada a Grecia? Pues sí, Grecia representa sólo el 2% del PIB de Europa. No es un grave fiasco, ni para la UE, ni para el BCE ni para el FMI. Si vas de humilde y apelas a la caridad (actitud hasta ahora del Gobierno griego) probablemente consigues algo. Pero si juegas demasiado fuerte, a lo mejor te sale bien el órdago, pero como llueve sobre mojado, es posible que te salga mal y pierdas la partida. Tú mismo.

 

Es comprensible cierto hartazgo por parte de la UE. Las ayudas a Grecia han sido de 340 millardos (110 del rescate en el 2010 más 230 de quita de deuda en el 2012), o un 186% de su PIB. Es como si España hubiera recibido ayudas por valor de 1.951 millardos, cuando las ayudas que ha recibido han sido de 50 millardos (rescate bancario del 2012). Y además, sabes que no te las van a devolver. ¿Qué haría usted? ¿Seguiría prestando?

 

Hasta aquí los razonamientos económicos. Ahora los políticos. Decía el Wall Street Journal  que hay que sacrificar Grecia para salvar España. Creo que es verdad. Si Syriza, con su estrategia de izquierda radical y talante desafiante, consigue lo que quiere de la UE y del BCE, el mensaje a la población está servido. Todos los partidos extremistas y antieuropeos, y los hay en casi toda Europa, experimentarán un auge espectacular y quizá alcancen el gobierno. No creo que sea eso lo que quieren los jefes de la UE. En fin, que creo que la UE tiene mucho que perder y poco que ganar con las concesiones a Grecia si estas son percibidas como exageradas .

 

¿Y qué pasará? Pues no lo sé, no soy profeta ni hijo de profeta. Si los negociadores griegos se ponen duros, perderán; pero lo razonable es que bajen el diapasón, pues sus bazas negociadoras son débiles como para echar un órdago: necesitan dinero de la UE cada mes para pagar su gasto público. La UE por su parte no hará sangre, no le interesa ni tiene nada que ganar en ello. Mi estimación es que se buscará un acuerdo razonable sin vencedores ni vencidos. La UE alargará los plazos de la deuda, para que el pago de principal y lo que la UE tiene que prestar cada año sea menor; quizá también bajen algo el tipo de interés. Pero ninguno de estos factores mejorará la situación de los ciudadanos griegos; eso sí, no la empeorará, que es lo que se ve en el horizonte ahora mismo.

 

Entradas Relacionadas:

 

 

 

La Bolsa en vivo en EFEempresasbanner-ayudas-y-otras-cosas

CORR_EFE_300x125

CORR_EFE_300x125Portadas de los diarios economicos