e-Renovarse o morir…

Silvia Leal

Blog de Silvia Leal, Doctora en Sociología, experta en innovación y nuevas tecnologías. Asesora de la Comisión Europea para la Agenda Digital (competencias, e-liderazgo y emprendimiento). Colabora con el IE Business School, el Human Age Institute y el Programa Emprende (Canal 24h y la 1). Autora de Ingenio y Pasión & e-Renovarse o morir (LID Editorial).

Sentido del humor: enemigo de la inteligencia artificial

El sentido del humor nos hace la vida más fácil, fortalece el corazón y nos protege de muchas enfermedades. De hecho, es una de las cosas que más nos diferencian de los robots. No obstante, esto pronto podría ser historia, dado que compañías como Microsoft están invirtiendo su tiempo y dinero con ambiciosos planes para replicarlo, cuanto antes, en las máquinas.

 

La revista New Yorker publica semanalmente unas viñetas sin texto para que los lectores las completen aportando su creatividad. Lo hacen desde hace ya una década, por lo que, en cada ocasión, reciben más de 5.000 respuestas, entre las que el equipo elige las tres que, finalmente, pasan a votación del público. ¿Imaginas las horas que puede haber detrás de una tarea así?

 

Por todo ello, ha sido un proceso inmutable hasta que, en 2015, decidieron probar a incorporar la inteligencia artificial. El objetivo era determinar si esta les podría ayudar a reducir la carga de trabajo derivada del popular concurso. Para ello, utilizaron un algoritmo de Microsoft que, entre otras cosas, identificó las palabras clave de cada broma, hizo una medición de la longitud de la frase (cuanto más corta, mejor), estudió la posición del texto de remate y la similitud de lo propuesto con la imagen.

 

El resultado no fue perfecto, pero sí prometedor. La máquina posicionó todos favoritos del equipo humano entre los 55,80 % mejores (en su opinión), lo que equivaldría a una reducción del trabajo manual cercana al 50%.

 

¿Te haces ya la pregunta?: ¿Y todo esto para qué? Los seres humanos nos comunicamos así porque nos hace la vida más fácil pero, ¿de verdad, necesitamos máquinas que entiendan nuestras bromas y que incluso se atrevan a hacerlas ellas mismas?

 

La respuesta es sí porque son muchas las empresas y equipos científicos que trabajan para conseguir una inteligencia artificial que entienda el lenguaje natural (el habla normal), y para ello es imprescindible que, al menos, capten el humor. En caso contrario, las conversaciones con las máquinas se convertirán en un diálogo artificial o, lo que es peor, lleno de interpretaciones incorrectas.

 

En segundo lugar, debo mencionar las aplicaciones de traducción simultánea. Para que las máquinas sean capaces de comunicar a dos personas, deberán ser capaces de identificar las bromas porque de lo contrario, antes o después, podrían llegar a suponer un peligro para los negocios y/o las relaciones humanas. Al fin y al cabo, ¿no tenemos ya enormes problemas de comunicación hablando el mismo idioma?

 

Es el momento de recordar que el sentido del humor es algo muy personal. Por ello, una broma que a una persona puede parecerle muy divertida, a otra podría no hacerle ni pizca de gracia. Por si fuera poco, algo que en un momento dado puede ser gracioso, tan solo minutos después puede resultar no serlo y hasta convertirse en algo ofensivo.

 

En pocas palabras, la llegada efectiva de la inteligencia artificial aún se enfrenta a algunos retos, como nuestro sentido del humor. A pesar de todo, en 2020 ya será capaz de aportar a la economía mundial un volumen de 65.000 millones de euros. Por ello, no tengo ninguna duda de que es un camino que va a dar mucho que hablar y merece la pena explorar…

La Bolsa en vivo en EFEempresasbanner-ayudas-y-otras-cosas

CORR_EFE_300x125

CORR_EFE_300x125Portadas de los diarios economicos