Alternativas para tus ahorros

Ricardo Vilá

Blog de Ricardo Vilá. Economista y Asesor en finanzas personales (EFA nº 2935). Participó en la creación de OpenBank en 1995 y de ActivoBank en 2001. Desde entonces, su filosofía es la de aumentar la formación y la información de todos los ahorradores para que sean capaces de entender dónde está invertido su dinero. Para ello creó el portal de información y asesoramiento financiero ExpertoFinanciero.es

Resumen 2017: Buen año para los inversores, malo para los ahorradores.

En este 2017 ha sido muy positivo para los que invierten a medio y largo plazo y negativo para los que no invierten o invierten en productos de corto plazo. Los ahorradores en productos seguros o conservadores han perdido dinero, mientras que los que invierten en productos considerados de riesgo han tenido rentabilidades elevadas. Seguramente hay que matizar esta consideración, ya que invirtiendo a largo plazo el riesgo se reduce de forma importante.

 

Algunos datos de cierre 2017:

 

El Euribor anual sigue en negativo, cerrando diciembre en el -0,19 y el tipo de interés del dinero, fijado por el Banco Central Europeo, sigue al 0%.

 

Las letras del Tesoro a 12 meses se mantienen en negativo, un -0.375. Es decir, hay que pagar para invertir en deuda pública.

 

La rentabilidad media de los depósitos bancarios en 2017 ha sido del 0,1% y el dinero que está en cuentas corrientes no da nada, según datos del Banco de España la rentabilidad media de las cuentas corrientes ha sido del 0,04% (4 euros por cada 10.000 euros ahorrados en cuenta)

 

La rentabilidad de los ahorros invertidos en fondos conservadores o prudentes ha sido negativa o muy baja. Los fondo monetarios – según Inverco – han dado de media en 2017 una rentabilidad negativa del 0,25%, es decir, los fondos más conservadores han tenido pérdidas, los de renta fija a corto plazo han dado un 0,18%, los de renta fija a largo plazo un 0,81% , mientras que los que invierten en renta fija mixta euro han obtenido una revalorización del 1,15%. Los fondos llamados “garantizados” de renta fija han tenido una rentabilidad media del 0,95%.

 

Si tenemos en cuenta que la inflación, la subida de precios de 2017, está en el 1,7%, resulta que todo el dinero que está en cuenta, depósitos, letras del Tesoro o fondos conservadores han perdido dinero. En términos absolutos, quiere decir que los más 800.000 millones de euros que hay en productos prudentes han perdido valor. (765.000 en cuentas y depósitos y 85.000 en fondos conservadores)

 

Paralelamente los que tenían sus ahorros invertidos en planes de ahorro o fondos de inversión que invierten a medio y largo plazo han obtenido importantes revalorizaciones.

 

Los mercados han sido positivos, las subidas anuales de los índices han superado el 10%: el Ibex35 un 12%, el índice europeo EuroStoxx50 un 14%, y el índice norteamericano – S&P500 – ha vuelto a subir más del 20%. El índice de referencia para los fondos globales o diversificados en todo el mundo es el MSCI World, y en 2017 ha subido un 19%. Todo ello se ha traducido en rentabilidades importantes para los fondos de inversión.

 

Según Inverco, los fondos de renta variable nacional han subido un 12% de media, los que invierten en renta variable europea un 9%, y los diversificados en renta variable internacional o globales entre un 4 y un 14% de media. Traducido a importes, quiere decir que los 70.000 millones de euros invertidos en renta variable han superado con creces la inflación.

 

Hay que tener en cuenta también que 2017 el euro ha subido un 12% respecto al dólar, por lo que ha afectado a la baja a la parte de los fondos de inversión que estaba en acciones o renta fija en dólares, por eso aunque el índice americano ha subido un 20%, los fondos internacionales invertido en EE.UU han tenido subidas del 10%.

 

¿Es un caso aislado? No, viendo series históricas lo más lógico es que las inversiones conservadores den mucha menor rentabilidad que los productos que invierten a largo plazo. Naturalmente no se puede invertir todos nuestros ahorros en el largo plazo, pero lo que no se debería hacer es ahorrar para la jubilación, para cuando nuestros hijos sean mayores, o para dentro de 10, 15 años en productos conservadores, ya que nuestros dinero va a ir perdiendo valor.

 

Lo más indicado es seleccionar los productos dónde vamos a invertir en función del tiempo en que puedan estar invertidos, e ir haciendo un seguimiento, para hacer los ajustes necesarios a medida que pase el tiempo y se acerque el momento de utilizar nuestro dinero.