e-Renovarse o morir…

Silvia Leal

Blog de Silvia Leal, Doctora en Sociología, experta en innovación y nuevas tecnologías. Asesora de la Comisión Europea para la Agenda Digital (competencias, e-liderazgo y emprendimiento). Colabora con el IE Business School, el Human Age Institute y el Programa Emprende (Canal 24h y la 1). Autora de Ingenio y Pasión & e-Renovarse o morir (LID Editorial).

¿Nos comprometemos ya, o no?

Se habla mucho acerca de las compañías comprometidas, sobre los equipos comprometidos y, por supuesto, del compromiso individual, pero ¿hablamos todos de lo mismo? Yo, desde luego, no pondría la mano en el fuego… Para la RAE el término “compromiso” hace referencia a toda aquella “obligación contraída” y a la “palabra dada”, acepciones a las que añade además una segunda posible alternativa: “dificultad, embarazo, empeño”. Y me pregunto: si su mera definición hace ya referencia al peso de una carga: obligación, dificultad, empeño… ¿por qué se trata de algo tan importante?

 

La respuesta está en la naturaleza del compromiso porque, cuando éste se adquiere de forma voluntaria e individual, focaliza la energía lo que repercute sobre la estabilidad y satisfacción personal, con un impacto directo y positivo sobre la productividad y los resultados de una compañía. En pocas palabras, el compromiso es rentable para uno mismo y para los demás.

 

Por ello, las cifras con las que se compromete nuestra sociedad con el empleo son profundamente preocupantes. Dicen las estadísticas que a nivel global tan solo un trece por ciento de las personas se levantan cada mañana apasionadas para ir a su puesto de trabajo, pero ¿saben cuáles son los datos de estas mediciones en España? En nuestro país, tan solo un siete por ciento de las personas van en cuerpo y alma a trabajar 1 .

 

Por ello, sugiero poner el foco en la otra cara de la moneda, y en que dicen las estadísticas también que para el 55% de los Consejeros Delegados de las mayores compañías del mundo el compromiso es rentable 2 .

De hecho, dicen las estadísticas también que los empleados comprometidos generan un 29% más de beneficios de media, un 50% más de clientes fieles y un 44% más de probabilidades de dar la vuelta a unos resultados negativos 3 .

 

Por ello, ahora que está todo claro, medido y que es evidente: ¿por qué no nos ponemos todos nosotros las pilas? ¡Todos! Cada uno, desde el lugar que le corresponda…

 

En primer lugar, uno mismo, con la empresa que le da de comer, porque al fin y al cabo la alternativa es, por lo general, quedarse en cada y, casi siempre, es mucho peor.

 

En segundo lugar, todos aquellos con personas a su cargo porque, si “los lideran” bien y consiguen que se comprometan, podrán alcanzar más rápido y mucho mejor, sus objetivos personales y profesionales. Y, por supuesto, las empresas porque, no nos engañemos, aún hay mucho trabajo por hacer y no tenemos ni un solo minuto que perder…

————————————————————————————————–

[1] http://www.red-thread.com/wp-content/uploads/sites/779/2016/05/2016-Engagement-Report.pdf

[2] http://www.compromisoempresarial.com/rsc/2017/01/el-55-de-los-consejeros-dele-gados-cree-que-la-rsc-es-rentable/

[3] https://elpais.com/diario/2007/10/07/negocio/1191762867_850215.html

La Bolsa en vivo en EFEempresasbanner-ayudas-y-otras-cosas

CORR_EFE_300x125

CORR_EFE_300x125Resumen de la prensa nacionalPortadas de los diarios economicosBANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250