- Profesores de IESE

El contenido del Blog está trabajado por los principales profesores de la escuela de dirección de empresas IESE Business School de la Universidad de Navarra.

Los economistas, asesores políticos

Por Antonio Argandoña, profesor de Economía y titular de la Cátedra ‘la Caixa’ de Responsabilidad Social de la Empresa y Gobierno Corporativo del IESE.

 

Publico hoy en El Periódico mi artículo mensual (aquí, para suscriptores), esta vez sobre la función de los economistas y otros científicos sociales como asesores de los gobiernos. Trato de aclarar ideas sobre el tema, porque, me parece, a menudo pensamos que claro, un eminente experto, con una larga carrera académica, muchos méritos y buena metodología de trabajo, seguro que hace sesudos informes, que los políticos deben tener en cuenta. Pues… no es así.

 

Como explico en el artículo, hay algunos supuestos incorrectos sobre todo esto. Los gobernantes no siempre buscan el bien común. Ni buscan  a los mejores expertos para que les asesoren. Ni los expertos son neutrales (aunque algunos lo intentan). Ni los informes que hacen son claros, honestos y sin ambigüedades, porque, a menudo, las conclusiones de sus estudios no lo son.

 

La conclusión de lo anterior es que los políticos buscan asesores “de su cuerda”, y los asesores procuran decir lo que los políticos esperan, porque, de otro modo, su informe se quedará en el cajón de los recuerdos. Y, aclaro, esto nos significa falta de ética científica. Un estudio, por muy bien hecho que esté, parte de unos supuestos, que muy pocas veces explicitamos, y que condicionan, a menudo sin quererlo ni saberlo, las conclusiones. Y lo que resulta del estudio puede dar lugar a distintas recomendaciones. El aumento del salario mínimo puede ser visto por algunos como una manera de bloquear contratos basuras que imponen las empresas para ganar más dinero, y por otros como una tragedia que dejará fuera del mercado de trabajo a muchos trabajadores.

 

Acabo el artículo recomendando diálogo y transparencia, cosa que no abunda ni en la política, ni en los medios de comunicación ni en las universidades. Como ya he dicho otras veces, los que asisten a determinados congresos son todos de la misma línea política e ideológica y, claro, no van a otros congresos porque ahí no les harán caso. Pero la consecuencia es que no fomentamos el verdadero diálogo, del que saldrá -esperamos- la verdad.

 

 

Tagged with:
La Bolsa en vivo en EFEempresasbanner-ayudas-y-otras-cosas

CORR_EFE_300x125

CORR_EFE_300x125Portadas de los diarios economicos