- Profesores de IESE

El contenido del Blog está trabajado por los principales profesores de la escuela de dirección de empresas IESE Business School de la Universidad de Navarra.

Lo de Grecia pinta mal

Por Eduardo Martínez Abascal, profesor de dirección financiera en IESE

 

Eduardo Martínez Abascal, profesor de IESE

Más bien debería decir Syriza vs troika… pinta mal. A la postre los países no toman decisiones, las toman sus políticos, pero las consecuencias las pagan todos los griegos .

 

Creo que conviene juzgar a las personas por lo que hacen y no por lo que dicen. Es un buen modo para no equivocarse mucho. Si aplico este principio a las negociaciones del gobierno griego con la troika (ahora “las instituciones”, UE-BCE-FMI), lo que veo es que la negociación es una mezcla de tira y afloja, amenaza en primer lugar y distensión después; pero no se ven propuestas concretas para mejorar la economía griega .

 

Tampoco se respetan los plazos, quedan en presentar las reformas un día y se retrasan. Comentan unas cosas en Europa y otras distintas en casa. Los negociadores griegos cada día piden una cosa, al principio era una quita a la deuda, ahora Tsipras dice que hay que fijarse en los temas políticos y no económicos…

En fin, da la sensación de que no hay seriedad en la negociación o afán verdadero de llegar a acuerdos. Todo consiste en dilatar, con la esperanza en último término de que la UE “no dejará caer a Grecia pues sería un cataclismo para la UE y para el euro”.

 

La realidad es que no sería un cataclismo para la UE. Grecia, ya lo he dicho otras veces, apenas supone un 2% de la economía de la zona euro. El impago del principal de la deuda está más que asumido, pues nunca se ha devuelto principal, o en otras palabras, la deuda pública griega no ha parado de subir. Esta deuda antes estaba en manos de bancos alemanes y franceses y su impago podría haber tenido un impacto enorme en el sistema financiero de esos países y por ende de toda la zona euro. Pero hoy, la deuda está en manos de la troika, que tiene recursos financieros ingentes y puede asumir el impago (el default).

 

Por último, las medidas adoptadas por el BCE, justo días antes de las elecciones griegas, han eliminado cualquier posibilidad de contagio de la crisis griega a los países del sur. Personalmente pienso que los señores Varoufakis y Tsipras no son conscientes de que el escenario, ahora, no es el de 2012 , donde una salida de Grecia del euro hubiera sido un más que serio problema.

 

Y como resulta que las decisiones las toman personas, mi sensación es que los negociadores europeos están “personalmente” cansados del tira y afloja y de la falta de progreso y que llegará un momento que dirán prou! (¡basta!). Tsipras ahora ha cambiado al negociador (¿una táctica más?), pero mientras no cambie la sustancia, poco se progresará.

 

Por otra parte, las finanzas públicas griegas han empeorado desde el tercer trimestre de 2014 y lo mismo la economía, cuando en los meses anteriores iban a mejor, y el gobierno de Syriza no quiere, y quizá no puede, tomar las medidas que le aconsejan sus acreedores.

 

Algún lector me ha comentado que la UE no ha hecho lo suficiente por Grecia. Hombre… Llevan cuatro meses negociando y siendo el foco de atención. Pero sobre todo, la troika ha prestado 340 millardos (miles de millones o billion americano) de euros a un país que tiene un PIB de 180 . Para ponerlo en perspectiva, es como si España hubiera recibido 1.800 millardos, cuando España lo que ha recibido son 50 para el rescate bancario. Si divido los 340 millardos prestados entre 11 millones de habitantes, me sale que cada ciudadano griego ha recibido prestados 31.000 euros en los últimos 5 años . Ya sé que muchos ciudadanos griegos no han recibido ese dinero, pero otros sí. Las cifras en cualquier caso son una barbaridad y sólo asumibles porque Grecia es pequeña.

 

Otro lector me comenta que no todo son motivos económicos. Efectivamente las razones, políticas, sentimentales, etc., juegan un papel. Y lo están jugando, si solo fuera dinero hace tiempo que la UE habría roto las negociaciones. Pongo un símil. ¿Qué haces con un hermano que gasta mucho y no para de pedirte prestado? Probablemente no esperas que te devuelva lo prestado. Le siges prestando y lo aceptas, pues es tu hermano. Pero llega en momento que dices “hasta aquí hemos llegado”.

 

Y este momento llega más rápido si en vez de tener un hermano débil y humilde resulta que es soberbio y chulesco y exige de ti lo que de hecho es pura generosidad por tu parte. Por otro lado tampoco quieres romper con tu hermano… pues en esas estamos (creo) con Grecia.

 

El feeling personal se ha roto y los negociadores ya están cansaditos. El resultado es que el juego del ratón y el gato se acabará y la troika dejará de prestar, y lo que es peor quizá el BCE deje de financiar a la banca griega. Esto llevaría irremisiblemente al corralito , a tener un banco nacional griego propio y a la salida del euro. Esto es lo que, en mi opinión, dicen los hechos. Veremos qué deciden las personas.

 

Versión editada y actualizada del artículo publicado en El Periódico el 7 de mayo de 2015.

 

Entradas relacionadas:

La Bolsa en vivo en EFEempresasbanner-ayudas-y-otras-cosas

CORR_EFE_300x125

CORR_EFE_300x125Portadas de los diarios economicos