- Responsabilidad Social

RS

La Responsabilidad Social, tanto en las empresas como en las administraciones o las organizaciones públicas o privadas, puede contribuir al establecimiento de modelos de gestión sostenibles y generadores de ventajas competitivas. En este blog, y desde una visión multienfoque de lo que es la RS, abordamos, de la mano de expertos, noticias y cuestiones como los derechos laborales, la gestión empresarial, el Buen Gobierno Corporativo, la Inversión Socialmente Responsable, los estándares de medición, los recursos humanos, el respeto al medioambiente o el compliance.

La RS y los medios

Andrés Dulanto, director de Contenidos Digitales de la Agencia EFE y de sus servicios de EFEempresas, EFEemprende, Motor y RSC (@AdsDulantoScott)

 

Desde hace ya décadas la Responsabilidad Social, y su difusión, adquiere cada vez más protagonismo en los sistemas internos y externos de las empresas, organizaciones y administraciones.

Los lectores de estas palabras conocen de sobra lo que son los ODS, las distintas teorías de cómo se debe realizar la RSC o RSE o RS. Así como las dificultades a superar para que estos “intangibles” (que no los son) se vean como tangibles por eslabones de las cadenas de mando y se permita que empapen todo el organismo de las corporaciones. Sin embargo, a pesar de los años de trabajo, de las labores de difusión puestas en marcha, o de acciones como la redacción de Memorias de Responsabilidad en cada vez más empresas (especialmente en las grandes), muchas redacciones (y sus seguidores y lectores) no acaban de “creerse” estas políticas.

 

España está en el grupo de cabeza de los países que trabajan para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos por la ONU, pero sigue habiendo multitud de medios de comunicación, y una gran parte de la población, que, erróneamente, ven en la publicación de estas acciones y políticas “publicidad encubierta” y “greenwashing”. Ante esta situación, y como siempre que se plantea un problema o una circunstancia mejorable, es necesario analizar qué “está mal” en alguna prensa y qué lo está en las empresas y organizaciones que no logran transmitir.

 

En una sociedad como la española, en la que aún se curan heridas de la tormenta perfecta que ha sido la crisis, en la que los titulares de los periódicos, y otros medios, son copados con frecuencia por casos de corrupción política o empresarial; en la que los bancos son vistos por muchos como los “demonios” usureros y los empresarios como el señor gordo del Monopoly, que sólo quiere ganar dinero y no le importa nada más…, es difícil “vender” las políticas de RS.

 

Los medios especializados conocen cómo muchas compañías han marcado en su ADN estas políticas y son conscientes de las preocupaciones sociales y medioambientales en su actividad empresarial, en su papel en la sociedad y en las relaciones con sus accionistas e interlocutores. Así difunden sus acciones, entre otros motivos, porque se las “creen”.

 

¿Pero qué pasa con muchos medios generalistas? O tienen redactores especializados (con la crisis muchas redacciones están lamentablemente muy poco pobladas), o las distintas secciones suelen pasarse de mano a mano la información recibida, al considerar que no es de su temática, o no interesa, o es publicidad. Y al final no se difunde a la sociedad. Aquí es donde puede empezar el análisis de qué se debe mejorar en las organizaciones.

 

El diálogo y la comunicación son básicos en las apuestas de RS tanto interna como externamente. En este mundo globalizado e interconectado, los primeros “embajadores” de la RS son los empleados, que aprecian si su lugar de trabajo es saludable y sostenible (y se lo cuentan a sus conocidos) o si las relaciones con sus compañeros y superiores son reflejo de la imagen que “vende” su compañía fuera.

 

Esta transparencia es la que tiene que imperar en las relaciones con los grupos de interés, stakeholder y, como no, la prensa. Es cierto que con las redes sociales parecía que este puente comunicador había “caído”, pero con las “fake news” se ha visto la importancia de que un medio consolidado informe de algo o no.

 

En mi opinión, los responsables de comunicación y de RS tienen que trabajar de la mano todos los días, o ser la misma persona o pertenecer al mismo grupo de trabajo. No se puede dar dos imágenes distintas a la prensa y dejar que la labor poco acertada de uno de estos activos dañe la labor del otro, y de la compañía.

 

Si queremos que la RS empape toda la organización, y así se vea desde fuera, no podemos no cuidar con sumo cuidado cómo son las relaciones con los medios. Una mala praxis desde el departamento de Comunicación, una llamada para “ajustar” una información o un recordatorio de la aportación publicitaria que se hace a una empresa periodística, puede provocar que los profesionales de un medio “siempre” vean cualquier acción de RS de esa empresa como simple publicidad encubierta. Por eso, se debe “unir” la comunicación con las labores de responsabilidad y ser “unos pesados” a la hora de informar de ellas a los periodistas para que puedan decidir qué es interesante y qué no lo es sin la sombra de la creencia en la “publicidad escondida”.

 

La sociedad demanda estar cada vez más informada sobre las empresas y sus políticas sociales y es un buen momento para hablar de la RS, sus nuevos riesgos y oportunidades, incrementar la transparencia y, tras la mejora de resultados, volver a apostar por las acciones sociales y las actividades filantrópicas, informando adecuadamente de ellas con profesionales especializados.

 

Publicado también en http://www.corresponsables.com/download/boletin/20180124-dosier-dia-periodista.html

 

Tagged with: , ,

LO MÁS EN EFEempresas

banner-ayudas-y-otras-cosas

CORR_EFE_300x125

CORR_EFE_300x125La Bolsa en vivo en EFEempresasResumen de la prensa nacionalPortadas de los diarios economicosBANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250