Soy digital

Ana Gamazo

Blog de la periodista de la Agencia EFE experta en tecnologías de la información y la comunicación Ana Gamazo.

El reto: dar acceso a Internet a mil millones de personas

Smartphones sin SIM, Internet de las cosas, coches conectados, demostraciones de la tecnología móvil 5G...son los temas estrella de este año en el Mobile World Congress, pero el reto, la pregunta que se repite en todos los encuentros de telecomunicaciones del último año es: ¿cómo dar acceso a Internet a mil millones de personas más para el año 2020?.

 

Hasta hace muy poco se trataba de conseguir fabricar un smartphone de bajo coste para poder llevarlo a todos los rincones y en este sentido han trabajado operadores y fabricantes conjuntamente. Precisamente hace tres años se presentaba en el MWC el sistema operativo Firefox OS de Mozilla y con el apoyo de un gran número de operadores, entre ellos Telefónica y algún fabricante por un precio de 150 euros.

 

No pudo ser, hace unos días Mozilla anunciaba que no había tenido el éxito esperado por lo que en mayo su equipo de desarrolladores dejará de trabajar en el proyecto. Sin duda, la fuerza de Android e IOS han podido con este sistema operativo.

 

Pero el móvil barato ya no es el problema, se acaba de presentar en la India el smartphone más barato del mundo, el Freedom por unos 3,3 euros.

 

Un smartphone no es sólo un móvil, es la puerta a los nuevos servicios: banca, comercio electrónico, cultura, puede ser el instrumento para la inclusión en la economía mundial de mil millones de futuros consumidores.

 

Por eso la construcción de la red que dará soporte a estos nuevos usuarios es tan importante. Google y Facebook tienen sus propios proyectos que son vistos por los operadores con desconfianza: Las empresas de Internet ya se han hecho con gran parte del mercado de servicios apoyados en una regulación muy exigente con los operadores y lasa con las OTT y el anuncio de un Internet barato les hace sospechar de que será un Internet limitado y de acuerdo con los intereses de los proveedores.

 

De nuevo, Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, acude este año al MWC, lo hace por tercera vez, pero este año su conferencia es más esperada ya que se produce poco después del anuncio de la creación de su fundación con 42.000 millones de euros, que tiene como objetivo, entre otros, “conectar a la gente y construir comunidades fuertes”.

 

Zuckerberg ha llegado a Barcelona decidido a ser protagonista, primero señalando en su perfil de Facebook que está en la ciudad desde primera hora, un día antes de la apertura oficial del MWC, y lo demuestra corriendo; después como protagonista de uno de los encuentros más emblemáticos del MWC: la presentación de Samsung, para dar fuerza al mensaje del fabricante coreano sobre la importancia de la realidad virtual.

 

Facebook ha apostado por la mal llamada realidad virtual – habría que llamarla realidad aumentada – con la compra de Oculos y ha anunciado un acuerdo con Samsung para potenciarla, pero seguro que va a ser protagonista de más anuncios, y de más calado, en este encuentro de la telefonía móvil de Barcelona.

 

El MWC, es un gran negocio para el GSMA y tiene que dar anuncios impactantes que ya no dan los nuevos supersmartphones, pero fuera de este gran negocio del MWC, hay un mundo de encuentros y negociaciones reales de los protagonistas del sector y la clave son las redes.

 

En el MWC se ven demostraciones del 5G cuyo estándar se acaba de abrir y que no estará listo hasta 2018 y será comercial en 2020, pero en este encuentro seguirá la sorda batalla entre operadores de red y OTT por el acceso al consumidor final y una parte de esa batalla es dar el acceso a las personas que todavía no pueden conectar a internet.

 

El 60% de la población no tiene acceso a Internet, son 4.200 millones de personas que pueden cambiar su vida. Este es también uno de los temas del encuentro ministerial dentro del MWC y mientras se decide el como se da servicio a otros lugares del mundo, las operadoras se preocupan en dar una mejor cobertura a sus clientes actuales de la forma más eficiente a la vez que se preparan para el llamado Internet de las cosas.

 

Pero sigue la pregunta sobre el acceso del tercer mundo, sobre quién dará el servicio, con que sistema y quién lo pagará.
¿Habrá un internet para países ricos y otro para pobres? ¿Facebook o Google pueden dar un servicio más barato y eficiente, alternativo al de los operadores de redes? ¿quién dará el servicio a los internautas del futuro?.

 

Por otra parte, en septiembre de este año la ICANN, la responsable de las direcciones del protocolo de internet, cambia su control que ya no será responsabilidad de EEUU sino de un ente formado por todos e los sectores implicados en la red y en el que, por lo tanto, los OTT tendrán un gran peso en la nueva organización, un paso más en su control.

 

Y mientras tanto los reguladores siguen abriendo el mundo real al mundo virtual mientras controlan con mano de hierro a los operadores de red, vitales para el mundo digital y los OTT siguen moviéndose. ¿De quién es el futuro?.

 

@agamazo

 

La Bolsa en vivo en EFEempresasbanner-ayudas-y-otras-cosas

CORR_EFE_300x125

CORR_EFE_300x125Portadas de los diarios economicos