Costes y reticencias de empleados. Los principales problemas para la transformación digital de la pyme

Las pequeñas y medianas empresas tienen en la transformación digital una oportunidad para ser más productivas y eficientes. Pero, durante el proceso de cambio, se encuentran con una serie de barreras. Las analizamos de la mano de casos reales de corporaciones que han enfrentado un cambio de este tipo.

Group of young people employee workers with computer in urban alternative studio - Business concept of human resource and fun on working time - Start up entrepreneurs at office - Bright vintage filter

La organización sin ánimo de lucro eAPyme, que reúne a más de 1,5 millones de autónomos y pymes, presentó a finales de año un informe sobre transformación digital en este tipo de corporaciones. En él se desveló que los empresarios comprendían el valor que les aportan las TIC. Sin embargo, “se sienten saturados por el gran número de soluciones existentes y, en muchos casos consideran que son difíciles de integrar” con sus sistemas de trabajo. Además, los encuestados comentaban que, para implantar cualquier modelo TIC deben gestionar varios proveedores, ya que no suelen ofrecen soluciones integrales, “lo que pone en duda el retorno de las inversiones”.

Este estudio reveló también que muchas pymes rechazan la implantación de sistemas de digitalización por las reticencias que demuestra la propia plantilla a la hora de aprender a utilizar nuevos sistemas de trabajo.

El informe revela que, aunque los empresarios son conocedores de las consecuencias positivas que a medio y largo plazo supone para el negocio su modernización, no acaban de dar el salto a su implantación. ¿Por qué? Lo analizamos con casos reales de pymes españoles que sí han dado el salto. en general, reconocen las ventajas que les ha aportado a medio plazo, y explican cómo han esquivado las barreras iniciales.

Transformación digital en entorno educativo

Mario Calvo, ‘Owner & School Director’ en Academia Contacto, centro que imparte clases de español, apostó por digitalizar la mayoría del material de enseñanza “para que el profesor pueda trabajar desde su ordenador y proyectarlo a la pizarra. Ha supuesto un trabajo de muchas horas, pero lo más difícil ha sido convencer a algunos docentes de que supondría una mejora en sus clases y no una dificultad añadida”. Es decir, hay barreras iniciales en cuanto a resistencia al cambio. Pero, una vez asumido este, los beneficios han sido notables tanto para alumnos como para profesores.

Esa reticencia inicial puede resultar difícil de gestionar en algunos entornos, reconocen diferentes expertos. Ángel Sopeña es CEO de Bluecell, agencia de marketing online especializada, entre otras cuestiones, en nuevas tecnologías. En su opinión, “es fundamental que la decisión de cambio venga de arriba, para que haya un contagio por ese cambio”. Por ello, insiste en que el máximo responsable de la entidad debe estar convencido de que la implantación de sistemas digitales es necesaria, y así será más fácil contar con el apoyo del resto de la plantilla.

Como él mismo indica: “el cambio de un modelo físico a digital en empresas que llevan más de 30 años haciendo lo mismo genera desconfianza”.

Juan Ferrer es especialista en gestión del cambio en empresas. Asegura que es realmente importante que todos los integrantes de la compañía “tomen conciencia” de que es necesario evolucionar. “Muchas empresas se acostumbran al ‘estiércol’ de la ineficiencia, la mala comunicación, los conflictos soterrados, o la desmotivación. Sin embargo, un buen proceso de toma de conciencia puede activar el deseo de cambio hacia la modernización”.

Casos de éxito

Una vez valorado el retorno que producirá el cambio, y superada la resistencia inicial a este, los beneficios son indudables. Buena prueba de que la transformación digital beneficia a las pymes la da Emilio Vilaseca, Director General de Happy-Lab. Esta marca de infusiones apostó fuerte por las ventas online y la notoriedad de marca a través de redes sociales, como estrategia para hacer frente a través de la venta online a la alta demanda de sus productos, que no siempre se encontraba en todas las tiendas físicas. “Hubo que definir claramente qué comunicar, contar con el equipo informático adecuado, definir la estrategia de comunicación online… Fueron cambios grandes, pero cuando tienes las ideas claras, el resto es más fácil”, asegura.

Central Fiestas es otro ejemplo de reestructuración integral de su funcionamiento a través de procesos digitales con buenos resultados. Actualmente trabaja en la automatización de todos los procesos de reserva, compra y reparto de productos. Como admite Luis Sánchez, su responsable: “generará un ahorro incalculable en tiempo, y nos va a permitir gestionar y atender mejor las peticiones de los clientes”.

Consejos finales antes de iniciar el proceso de digitalización

Según la Guía para la Transformación Digital, editada por la compañía Datisa, sería bueno inculcar desde el principio, y para el resto de la vida empresarial de una corporación, una realidad que muchos obvian: la digitalización es un proceso continuo. Nunca finaliza.

Esta guía explica que, siguiendo estas pautas y asumiendo que los procesos de trabajo son dinámicos, “se conseguirá que el proceso de digitalización tenga opciones de éxito”.

Posted in PYMES     Sectores