KieroCasa, de inmobiliaria tradicional a asesoramiento especializado

La inmobiliaria Red Comercial Hipotecaria ofrece desde 2010 bajo la marca KieroCasa un servicio de ‘personal shopper’ inmobiliario con el que pretende asesorar a compradores y vendedores de vivienda en todos los aspectos de la operación.

El presidente de KieroCasa, Tomás Oliva. EFE/Andrés Ballesteros

De ser “buscadores de casas” a ofrecer “un asesoramiento personalizado”, así identifican su servicio en KieroCasa, una división de Red Comercial Hipotecaria lanzada en 2010 y que facturó en 2016 cerca de 6 millones de euros (9% en beneficios) entre todos sus servicios, dos millones de euros más que el año anterior, según ha explicado el director general de la compañía, Tomás Oliva, en una entrevista a EFEempresas .

Comprar una casa posiblemente será el negocio más importante que haga una persona en su vida. Nosotros hemos detectado que hay muchas necesidades que el propio comprador no puede cubrir por sí mismo, necesita asesoramiento, alguien que le ayude a hacer esa compra. El servicio de ‘personal shopper’ nos permite ayudar en este proceso”, ha subrayado Oliva.

Este asesoramiento personal incluye, desde el análisis de las necesidades del cliente en cuando a vivienda y dotación de servicios de la zona, asesoramiento financiero, fiscal, legal o de certificaciones de eficiencia energética del inmueble, así como del estado de deudas o pagos pendientes de la vivienda o incluso sobre la decoración.

KieroCasa facturó en 2016 unos 6 millones de euros

La clave para rentabilizar este servicio tan personalizado, según Oliva, es “el nivel de profesionalización” de su plantilla –que en 2016 creció de 110 profesionales a 170—, repartida por todas las provincias españolas y con oficinas en Madrid, Sevilla, Fuerteventura y Burgos.

“Cuando alguien dice que quiere ir a determinado barrio, nosotros gracias a que tenemos implantación nacional ya sabemos lo que está buscando. Tenemos un sistema de scoring ( un sistema utilizado para medir la solvencia de los clientes) para analizar sus necesidades y acudir más rápido a lo que necesita. Éste junto con el resto de servicios: financiero, legal, inmobiliario o de decoración, se le ofrece al cliente para que lo tenga muy claro”, ha añadido.

Asesoramiento inmobiliario con un compromiso ético

El director general de KieroCasa ha subrayado que el coste de sus servicios nunca supera el 3% del precio de la compra de vivienda y que la compañía tiene formado un código ético a través de la asociación de empresas inmobiliarias SIRA (Spanish International Realty Alliance) que les obliga a indicar al cliente si alguno de los proveedores que le ofrece le paga una comisión a la inmobiliaria.

“En España no hay legislación para las inmobiliarias, por desgracia, y nosotros nos acogemos a este código ético, de tal modo que si el comprador elige que le ayude con la decoración y dentro de los decoradores que le ofrezco hay uno que nos paga comisión, se lo tengo que decir. Si acepta esa oferta le descontaré la comisión, porque no quiero ganar con ese cliente más de lo que gano con otro”, ha explicado Oliva.

KieroCasa, implantada dentro de una inmobiliaria con más de un cuarto de siglo de historia, surge con el objetivo de acercarse a un estilo de venta de inmuebles más cercano al estadounidense y sus principales mercados son Madrid, Barcelona y las Islas Canarias.

Preguntado sobre la venta de pisos procedentes de desahucios y ejecuciones inmobiliarias que ha realizado durante los últimos años Red Comercial Hipotecaria, Oliva ha asegurado que este servicio afecta solo a dos centenares de inmuebles, que forma parte de un servicio que ofrecen las entidades financieras que necesitan vender esos activos y que el 80% de los compradores de esas viviendas son particulares para vivienda habitual.

Peligro de una nueva burbuja de la vivienda

El director general de KieroCasa ha asegurado que está “convencido” de que puede darse una nueva burbuja en el mercado de la vivienda, ya que bajo los datos que maneja los crecimientos en el sector del alquiler han sido del 30% en lo que llevamos de 2017 en Madrid y Barcelona, y la venta también está recuperando terreno.

“El alquiler iba a un ritmo impresionante, la venta estaba creciendo pero más estabilizada, y al menos por nuestros datos la venta está repuntando, como consecuencia de que los alquileres están subiendo demasiado. La gente no puede permitirse pagar tanto por un alquiler y comienza a optar por la compra, y también los bancos están facilitando la financiación”, ha analizado Oliva.

En cuanto a las medidas que podrían evitar una nueva burbuja, el ejecutivo ha propuesto que las inmobiliarias moderen sus ganancias suscribiendo códigos éticos y siendo más transparentes en el cobro de honorarios, así como ha reclamado una “depuración” del sector, que a su juicio debe ser “más profesional”.

bot_contrata