Caixabank pasa a controlar el 84,51% del BPI tras su opa y desembolsará 644,5 millones

Caixabank ya posee el 84,51% del capital social del Banco Portugués de Inversiones (BPI) tras finalizar la oferta pública de adquisición (opa) lanzada sobre la entidad lusa, de la que ya poseía un 45,5%.

EFE/Tiago Petinga

La entidad española ha comunicado en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que desembolsará 644,5 millones de euros por el 39,01% del capital social que ha aceptado la opa, lanzada a un precio de 1,134 euros por acción.

BPI, con unos activos de cerca de 38.300 millones de euros al cierre de 2016, es el quinto banco del país luso, después de la estatal Caixa Geral de Depósitos, el Banco Comercial Portugués (BCP), el Novo Banco y el Totta, división en Portugal del Santander.

La aceptación de la opa culmina el largo proceso que ha tenido que afrontar Caixabank para hacerse con el control del BPI, donde, pese a tener la mayoría del capital, tenía en la práctica los mismos derechos de voto que la que era la segunda accionista del banco, la angoleña Isabel dos Santos, que tenía la mitad del capital que la entidad española en el BPI.

En septiembre pasado, Caixabank consiguió la supresión de esa limitación de los derechos de voto, lo que abrió vía libre a su opa, después de que con anterioridad tuviera que retirar otra.

El banco español, que ayer colocó una emisión de deuda subordinada por importe de 1.000 millones de euros, ha indicado en su comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que mantendrá tras la adquisición de ese 39% del BPI, unos niveles de capital en línea con los objetivos revisados de su plan estratégico.

Caixabank ha indicado en un comunicado en su página web que propondrá al nuevo consejo de administración del BPI la reorganización de la comisión ejecutiva y propondrá a Fernando Ulrich para presidente del consejo de administración en sustitución de Artur Santos Silva, que pasará a ser presidente honorario. Por su parte, Pablo Forero será el nuevo consejero delegado.

Fernando Ulrich será el nuevo presidente de BPI y Forero consejero delegado

Forero es actualmente director general en CaixaBank, entidad a la que se incorporó en julio de 2009 como director de Gestión de Activos. Dos años después fue nombrado director general adjunto de Tesorería y Mercados de Capitales y fue nombrado miembro del comité de dirección de CaixaBank.

En 2013 fue nombrado director general de Riesgos, cargo que ha ocupado hasta diciembre de 2016.

Forero trabajó once años en Londres como directivo de JP Morgan Asset Management. Además, tiene la experiencia de una gran integración, como la de Chase-JP Morgan, y antes de trasladarse a Londres, fue el responsable de Gestión de Activos de JP Morgan Investment Management en Madrid.

Según los datos facilitados por Caixabank, el banco español y el portugués sumarán 564.262 millones de euros en volumen de negocio (créditos y recursos de clientes) en la Península Ibérica, donde contarán con una cuota de mercado conjunta superior al 20% en productos de ahorro a largo plazo (seguros y pensiones), del 18% en fondos de inversión, del 14% en créditos y del 13% en depósitos.

Ha añadido que la operación permitirá a CaixaBank desarrollar su plan de sinergias de ingresos y costes por valor de alrededor de 120 millones de euros para elevar la eficiencia de BPI.

El ratio de capital de máxima calidad CET 1 de Caixabank se ha situado en el 12% tras la opa sobre el BPI. En la presentación de sus resultados anuales, el banco catalán señaló que el ratio de capital CET 1 era del 13,2%.

Caixabank ha explicado que el impacto proforma de la operación en capital CET1 fully loaded, según las estimaciones preliminares internas previas al proceso contable de asignación del precio pagado, será de 116 puntos básicos, lo que permitirá a CaixaBank que esta ratio se sitúe por encima del 11% (11,2%) después de que en 2016 CaixaBank llevara a cabo una colocación de acciones en autocartera para absorber el impacto de la operación del BPI en su capital.

El BPI ha cerrado este miércoles en la Bolsa de Lisboa con una caída del 6,58%, el segundo mayor descenso tras el del banco BCP, que se ha dejado un 7,01%.

Por su parte, Caixabank ha acabado la sesión en la Bolsa española con un descenso del 1,09%.

bot_contrata