Auara, una marca de agua mineral que destina sus dividendos a fines sociales

Tres emprendedores españoles con una amplia trayectoria en cooperación social han creado Auara, una marca de agua mineral que destina el cien por cien de su dividendo a financiar proyectos para llevar agua potable a países en situación de pobreza.

“Cuando estaba construyendo un hospital en Etiopía me di cuenta de que la mayoría de los problemas y enfermedades por los que acudía la gente venían derivados de la falta de agua”, ha explicado a Efe el consejero delegado y fundador de Auara, Antonio Espinosa de los Monteros.

Dotar de agua a comunidades pobres a través de pozos o sistemas de filtración, fabricar sistemas de saneamiento y facilitar el riego de campos son los tres tipos de proyectos que realiza Auara.

En la actualidad, la compañía, que salió al mercado hace tres semanas, está trabajando en la instalación de un pozo en Benin (África) y en la dotación de baños con ducha a 28 familias de Camboya (Asia), además de otros dos proyectos en Congo y Camerún que “se están perfilando”.

Espinosa de los Monteros ha señalado que uno de los mayores retos de una empresa social es la financiación para el arranque.

Si ya es complicado ser una startup (compañía emergente) en España, con este perfil más todavía“, ha subrayado Espinosa de los Monteros.

Por ello, para financiar estos primeros proyectos, los tres fundadores incluyeron dentro del proceso de capitalización una partida de 25.000 euros en inversiones.

“Las empresas tardan en dar beneficios y para nosotros es importante demostrar que nos comprometemos desde el primer día“, ha añadido.

De izq a dcha: Responsable de Finanzas de Auara, Luís de Sande; consejero delegado de Auara, Antonio Espinosa de los Monteros; y el responsable de Operaciones, Pablo Urbano

De izq a dcha: Responsable de Finanzas de Auara, Luís de Sande; consejero delegado de Auara, Antonio Espinosa de los Monteros; y el responsable de Operaciones, Pablo Urbano

Según Espinosa de los Monteros, Auara es la primera empresa en Europa en desarrollar una botella fabricada con plástico cien por cien reciclado y con un diseño cuadrado que facilita el transporte.

“Tenía poco sentido dar solución al problema del agua en el mundo y generar un problema de sostenibilidad en España”, ha señalado.

Los fundadores prevén operar en España y Portugal, pero no se plantean exportar su producto a otros países, ya que eso aumentaría el impacto medioambiental. En caso de hacerlo, sería a partir de fuentes locales.

Los objetivos para 2020 son asegurar el acceso a agua potable a 50.000 personas, evitar el empleo de los diez millones de litros de petróleo que se emplean para producir botellas de plástico, reutilizar noventa millones de envases plásticos e invertir 2,5 millones de euros en proyectos sociales.

“El reto es ser pioneros e intentar demostrar que una empresa social también puede ser competitiva, puede trabajar en un mercado de gigantes internacionales y que las cosas se pueden hacer de otra manera”, concluye Espinosa de los Monteros.

Tagged with: , ,
Posted in RSC
bot_contrata