e-Renovarse o morir…

Silvia Leal

Blog de Silvia Leal, Doctora en Sociología, experta en innovación y nuevas tecnologías. Asesora de la Comisión Europea para la Agenda Digital (competencias, e-liderazgo y emprendimiento). Colabora con el IE Business School, el Human Age Institute y el Programa Emprende (Canal 24h y la 1). Autora de Ingenio y Pasión & e-Renovarse o morir (LID Editorial).

Un robot para el abuelo, por favor…

PARO, rebautizado en España como Nuka por motivos obvios, es un adorable robot interactivo con aspecto de bebé foca. Desarrollado por el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología Industrial Avanzada de Japón (AIST), toma su nombre del acrónimo de Personal Assistant Robot («Robot asistente personal»).

Presentación de PARO: https://www.youtube.com/watch?v=Vx8mv87e6wE

Aunque el primer prototipo fue diseñado en 1993, su comercialización no empezó hasta una década después, en concreto en el año 2004. Desde entonces, hace compañía a miles de ancianos que residen en países como Japón, donde el rápido envejecimiento de la población ha pasado a convertirse en un reto muy complicado de gestionar.

PARO está programado para «educar» emocionalmente a su dueño. De esta forma, tiene incorporados múltiples microchips y cinco tipos de sensores (luz, temperatura, tacto, audio y posición) que le permiten percibir su comportamiento y, cuanto más se le acaricia, más cariñoso se vuelve y viceversa. En particular, ha demostrado ser una herramienta de gran efectividad frente a problemas como la ansiedad, la tristeza o la demencia.

PARO posee además un sistema de inteligencia artificial que le permite aprender. Por ello, si recibe un golpe tras hacer algo que no le gusta a su dueño, no lo volverá a hacer y si, por el contrario, recibe una caricia, siempre que pueda volverá a repetir esa conducta. Para conseguirlo, su creador, el experto en robótica Takanori Shibata, ha contado con el apoyo de reconocidos colegas de profesión, pero también de un importante equipo de psicólogos, terapeutas y médicos.

Con un precio en torno a los 6000 euros, ha logrado un éxito rotundo en países como Dinamarca, donde el 80 % de los municipios se han hecho con un ejemplar para sus centros asistenciales. Esto ha supuesto unas ventas de más de 4000 unidades en el mundo, cifra que sus dueños esperan multiplicar en breve, dado que pronto recibirá la certificación como dispositivo médico por parte de las autoridades europeas.

Aquellos que quieran conocerlo mejor, lo tienen muy fácil. PARO protagonizó el episodio «Old People» (octavo de la primera temporada) de la famosa serie de televisión de Netflix Master of None. Igualmente, actuó en el episodio «Replaceable You» («Reemplazable tú»), número 490 de la popular serie de animación Los Simpson.

Tras ese éxito, era inevitable la llegada de los robots humanoides a las residencias, por lo que la Comisión Europea está financiando el desarrollo de Hugo, como parte del proyecto GrowMeUp, encargado de desarrollar iniciativas favorables para el apoyo de la salud en las personas de la tercera edad, todo un gran reto derivado del envejecimiento de la población.

Hugo está siendo preparado por la Universidad de Coimbra (Portugal) para reconocer personas y mantener conversaciones así como para detectar peligros (estufas encendidas, escapes de gas…). Sin embargo, en su tecnología, debo destacar su sistema de inteligencia artificial que le capacitará para recordar el horario de medicamentos, llevar a cabo juegos para la ejercitación de la memoria, para servir de enlace de comunicación con amigos y familiares, hacer llamadas de auxilio…

Dicho esto, pensarán: ¡Qué barbaridad sustituir la compañía humana de un humano, de un familiar, por un robot! Pues bien, os recuerdo que en nuestro país, según el INE, el 34,2% de las personas mayores de 85 años viven solas, cifras que se duplican durante las vacaciones. Por ello, si de verdad os preocupan vuestros mayores, no olvidéis que, de acuerdo a la OMS, la sensación extrema de soledad impacta más sobre la esperanza de vida que la precariedad económica, incrementando, en concreto, la probabilidad de morir antes en un 19%. Y ahora, hazte la pregunta: ¿Apostamos, o no, por sumarnos a la robotización de la vida social de nuestros mayores?

banner-ayudas-y-otras-cosas

efeemprende.imagen.widget

efeemprende.imagen.widget
Portadas de los diarios economicosResumen de la prensa nacionalLa Bolsa en vivo en EFEempresasBANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

LO MÁS EN EFEempresas