DIRSE. Directivos de Responsabilidad Social

La Asociación Española de Directivos de Responsabilidad Social es una asociación profesional nacida en abril de 2013 y constituida por más de 150 socios entre directivos, consultores y académicos. Su objetivo es dignificar la función directiva y el desempeño profesional de los dirse, de manera que incrementen su capacidad de influencia para la creación de valor en las organizaciones.

Un 2016 para consolidar los avances en RSC

Por Francisco Hevia. Vocal Junta Directiva DIRSE y director corporativo de responsabilidad corporativa y comunicación en Calidad Pascual

2015 fue el año en que la responsabilidad corporativa accedió con protagonismo y derecho propio a los Consejos de Administración, impulsando su protagonismo en las estrategias de las empresas. En 2016 el cambio será aún más profundo y evidente; los ciudadanos y los consumidores están tomando la iniciativa, y van a exigir compromisos y resultados medibles y concretos. Después de ejemplos de mala praxis tan notorios como el de Volkswagen, los clientes cuestionan cada mensaje y aspecto empresarial, y cada vez vinculan más sus decisiones de compra y consumo al grado de credibilidad y confianza que les ofrece cada marca.

 

Es un buen punto de partida, por cuanto supone cierta refundación de la propia responsabilidad corporativa. Se trata de hacerla más participativa y abierta a los valores del conjunto de la sociedad. Cada vez los ciudadanos quieren testar más las posiciones de las empresas respecto a cuestiones de bienestar de las personas, del desarrollo social y del impacto ambiental de sus actividades, igual que demandan productos sostenibles, saludables, éticos y respetuosos con todos los eslabones de la cadena de valor.

 

Esa creciente sensibilidad social también se ha visto favorecida por las grandes cuestiones de la responsabilidad corporativa durante 2015. El Código Unificado de Buen Gobierno de las Sociedades Cotizadas, aprobado el pasado febrero, ha supuesto todo un hito. La Comisión Nacional del Mercado de Valores estableció en ese código un marco muy preciso de transparencia y buenas prácticas, y sus primeros resultados significativos deberían producirse a lo largo de 2016. A la vez que se espera que se profundice por la vía de reglamentos sobre la transparencia empresarial y que las nuevas regulaciones de “reporting” vayan llegando a España.

 

Es cierto que la aplicación del código se centra en las cotizadas, pero los principios tienden a ser aplicados también por las demás. Así sucede, por ejemplo, con los criterios de transparencia, composición y evaluación de los Consejos, sistemas retributivos y aspectos de Responsabilidad Corporativa. Es un marco de actuación útil, que debería aplicarse con cierta vocación de permanencia a medio y largo plazo.

 

En ese sentido, es deseable que el nuevo gobierno salido de las elecciones del 20D mantenga una perspectiva amplia y prolongada en el tiempo respecto a la Responsabilidad Corporativa. Incluso que potencie el consenso entre administraciones, empresas y conjunto de la sociedad. Hay la convicción compartida de que las empresas pueden perseguir sus intereses a la vez que favorecen el desarrollo socioeconómica a su alrededor, y desde esas certezas hay numerosas posibilidades de colaboración y alineamiento de todos los agentes.

 

Una de ellas debería ser la búsqueda de una solución eficiente y humanitaria a la crisis de los refugiados. Muchas empresas hemos tomado la decisión de ayudar. Un marco estable para coordinar esa participación, y ponerla en común con las posiciones políticas de nuestro Gobierno y del de la Unión Europea, sería un requisito esencial para alcanzar resultados lo antes posible.

 

Debería vincularse además con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, aprobados el pasado septiembre en la Cumbre de la ONU sobre esta materia. Unos principios programáticos para conseguir un mundo más justo a medio plazo con objetivos y acciones concretas y sostenidas en el tiempo, y que asignan a las empresas un importante papel. En 2016 deberíamos alcanzar resultados concretos y verificables en cada uno de esos objetivos, con un creciente protagonismo de las empresas en los diferentes logros.

 

En definitiva, debemos avanzar hacia un mundo más justo, que también demanda empresas más implicadas, que asignen a la responsabilidad corporativa la relevancia que los ciudadanos han comenzado a exigir. En ese sentido, los doce meses que ahora comienzan van a traer inexorablemente novedades y avances significativos.

Francisco Hevia
Vocal Junta Directiva DIRSE

Tagged with: , ,
banner-ayudas-y-otras-cosas

efeemprende.imagen.widget

efeemprende.imagen.widget
Portadas de los diarios economicosResumen de la prensa nacionalLa Bolsa en vivo en EFEempresasBANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250