e-Renovarse o morir…

Silvia Leal

Blog de Silvia Leal, Doctora en Sociología, experta en innovación y nuevas tecnologías. Asesora de la Comisión Europea para la Agenda Digital (competencias, e-liderazgo y emprendimiento). Colabora con el IE Business School, el Human Age Institute y el Programa Emprende (Canal 24h y la 1). Autora de Ingenio y Pasión & e-Renovarse o morir (LID Editorial).

Sacudida de cimientos en el sector asegurador

Esta semana tuvo lugar un evento muy esperado por muchos: el Insurance Innovation & Talent Transformation 2016, organizado por la Community of Insurance y Everis. Sin embargo, debo confesarlo. Cuando me invitaron pensé que se trataba de un evento más, interesante por el foco sectorial, pero un evento más al fin y al cabo, y me equivoqué.

 

El sector asegurador no se libró de la ola digital, no se librará del tsunami. Sin embargo, se muestra cautelosocon la transformación digital. Es lógico, su negocio está muy ligado a los riesgos y es natural su cautela a la hora de evaluarlos. Sin embargo, es fácil comprobar que las cosas están cambiando. Podemos ver ejemplos muy interesantes relacionados, entre otros, con el hogar inteligente…

 

Aquí, me gusta mencionar el caso de la compañía Philips Hue, que ha llegado a un acuerdo con AXA, para ayudar a sus clientes a prevenir el riesgo de robo, inundación o incendio en casa gracias a las nuevas oportunidades que trae consigo la Internet de las Cosas.

 

Me gusta mucho también el caso de una compañía belga que ha sacado un servicio de impresión en 3D, de forma que, si te olvidas las llaves de casa, son capaces de imprimir rápidamente una copia nueva. Este servicio, de hecho, trae un importante aprendizaje puesto que aumenta el valor de muchos de los agentes que se relacionan con un cliente.

 

Llama mucho la atención también el potencial de la realidad aumentada y big data para mejorar la eficiencia del proceso de peritaje. Gracias a esta tecnología es posible ahorrar en desplazamientos, pero permite también muchas otras cosas como el cierre del siniestro en el momento de la visita o una mejora en la colaboración de los distintos agentes en el caso de incidencias complejas.

 

Pero todo eso es tan solo el principio… Se habló de la importancia de las emociones, y de la necesidad de poner al cliente en el centro de todo, pasando de ofrecer un seguro sobre un producto o un riesgo, a asegurar cosas como la calidad y/o el estilo de vida.

 

Pongamos un ejemplo sencillo. Dicen las cifras oficiales que cada año más de 500.000 personas pierden la movilidad por un accidente de tráfico. Muchas de ellas quedan, para siempre, “condenadas” a una silla de ruedas, cuando ya hay una tecnología que les permitiría caminar (los exoesqueletos). En la actualidad se controlan con relojes inteligentes y/o cascos, pero se está avanzando mucho en el control a través de la mente. De hecho, los científicos ya lo han conseguido pero aún falta por ver cómo hacer el despliegue comercial.

Y yo me pregunto, y me atreví a preguntar a los asistentes en el evento: ¿si esto es así por qué no los vemos por la calle? ¿Por qué, de hecho, no me he cruzado jamás con uno? La respuesta es sencilla: el precio está en torno a los 100.000 y tras sufrir un accidente una inversión así hay que pensársela muy bien.

 

Por ello, dado que me habían invitado a dar mi visión sobre este poderoso sector, seguí dando rienda suelta a mi imaginación con montones y montones de preguntas: ¿Y si pudiéramos asegurar nuevas cosas como nuestra capacidad de caminar y con ello nuestra calidad de vida? ¿Y si pudiéramos asegurar nuestros órganos y acudir a una impresora 3D, en lugar de a una lista de espera, para aquellos órganos que ya se pueden bioimprimir? ¿Y si pudiéramos asegurar las piezas de nuestro coche impresas en 3D? ¿No imprimen ya los fabricantes, pues por qué no asegurar lo que imprimo yo en casa?… Locuras, quizás, y no sigo porque la lista sería muy larga, pero son preguntas que yo me hago ya y que animé a que nos hiciéramos todos…

 

Llega así el momento de volver al evento, y lo que hizo que fuera tan especial. Hubo un fuerte ambiente de networking, de compartir, pero la escucha fue “brutal”. Los cimientos del sector se sacuden y, por primera vez, sentí una profunda escucha a preguntas como las mías, una escucha a alguien que viene “de fuera” (como clienta, eso sí…) con ideas que aportar sobre cómo conseguir que los cimientos se muevan, pero para subir más alto. Una experiencia inolvidable…

www.silvialeal.es

@slealm

banner-ayudas-y-otras-cosas

efeemprende.imagen.widget

efeemprende.imagen.widget
Portadas de los diarios economicosResumen de la prensa nacionalLa Bolsa en vivo en EFEempresasBANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250