Economía y Derecho en tiempos revueltos

Economistas y Abogados

Análisis y razonamientos de economistas, abogados y expertos sectoriales sobre asuntos que afectan al mundo empresarial en un escenario alterado por la crisis

Reverse Mentoring – Invirtiendo el aprendizaje

Por  Elena Roldán de la Cruz, Directora General de Kemp

Desde un punto de vista sociológico, una generación es un conjunto de personas que han nacido en una misma época y que comparten elementos sociales, culturales y morales o ciertas creencias que les diferencia de sus antecesores.

 

Elena Roldán de la Cruz, directora general Kemp .EFE/ Kemp

Aunque cada generación es fruto de la anterior y de las circunstancias a las que se han enfrentado sus integrantes, estas diferencias suponen en muchos casos una compleja brecha generacional y una desconexión en el entendimiento y convivencia entre personas, tanto en el ámbito personal, como laboral.

 

Actualmente el 85% de los profesionales se relaciona con al menos tres generaciones distintas en su lugar de trabajo. De esta forma, hoy más que nunca, las empresas tienen que gestionar y motivar a distintos grupos de personas de diferentes edades, con intereses muy diversos. Parece que no pensamos igual, no hablamos el mismo lenguaje, no nos relacionamos de la misma forma, no tenemos los mismos objetivos y expectativas, ni utilizamos las mismas herramientas.

 

Según José Ortega y Gasset, la generación, compromiso dinámico entre masa e individuo, es el concepto más importante de la historia y para comprender una época lo primero que hay que definir es su “sensibilidad vital”. Una generación es una variedad humana, cuyos miembros vienen al mundo dotados de ciertos caracteres típicos, que les prestan una fisonomía común, diferenciándolos de la generación anterior. Cada generación se mueve en dos dimensiones, una consiste en recibir lo vivido por la antecedente, la otra dejar fluir su propia espontaneidad. El espíritu de cada generación depende de la ecuación que esos dos ingredientes formen, de la actitud que ante cada uno de ellos adopte la mayoría de los individuos. Cuando existe suficiente homogeneidad entre lo recibido y lo propio se viven épocas “cumulativas”; cuando existe una profunda heterogeneidad se viven épocas eliminatorias y polémicas, de beligerancia constructiva, a las que Ortega llama “generaciones de combate”.

 

Las generaciones nacen unas de otras, pero no se suceden, sino que se solapan o empalman y por ello siempre hay al menos dos generaciones actuando al mismo tiempo, sobre los mismos temas, pero con distinta “sensibilidad o altitud vital”, desde la que sienten la existencia de una manera determinada.

 

Las diferencias Inter-generacionales más notables que encontramos en la empresa son:

 

1. La relación que tenemos con la autoridad

2. El vínculo con la organización

3. La relación con los compañeros

4. El estilo de trabajo

5. La forma de liderazgo

6. Los estilos de aprendizaje

 

Para que haya una adecuada y eficiente convivencia entre estas generaciones, es imprescindible incorporar un espíritu creativo y flexible en la organización, conociendo más acerca de las motivaciones y valores que predominan en ellas, para así generar nuevas ideas e innovación.

 

Una magnífica herramienta de Gestión del Conocimiento, Desarrollo del Talento y entendimiento de la Diversidad Inter-generacional en la Organización, es el Reverse Mentoring o Mentoring Inverso.

 

El Reverse Mentoring es un Programa en el que un joven profesional perteneciente a la “Generación Y” o “Generación del Milenio”, nativos digitales, menores de 35 años, mentoriza a un directivo, de la generación de los “Baby Boomers”, inmigrante digital, mayor de 50 años (o incluso los últimos de la “Generación X”, que tienen entre 35 y 50), en las diferentes competencias digitales, tecnología y nuevas tendencias.

 

La tecnología y el pensamiento global están cambiando tan rápidamente, que la mayoría de los directivos y ejecutivos senior, con edades comprendidas entre los 40 y los 65 años, no son profundos conocedores de los avances tecnológicos, entorno 2.0, social media, redes sociales, ni están tan al día en las tendencias y los nuevos soportes de comunicación.

 

El Mentoring Inverso cuestiona el “Status Quo” y replantea los antiguos paradigmas de gestión, invirtiendo el Mentoring y aprendizaje tradicional, dando valor al conocimiento y las habilidades que las nuevas generaciones pueden aportar a los profesionales senior y directivos. De esta forma, capitaliza el saber de la organización y facilita el aprendizaje de nuevas herramientas y conocimientos para potenciar el cambio y la Innovación en la Organización.

 

Fue puesto en marcha por primera vez por Jack Welch, CEO de General Electric quién en 1999, le pidió a 500 altos ejecutivos que buscaran a personas por debajo suyo en la jerarquía, que les enseñaran a usar Internet. Él mismo lo hizo con una empleada de 20 años, con la que aprendió a navegar por la red.

¿Qué diferencias generacionales muestran estos grupos?

 

Aunque no existe unanimidad sobre las fechas exactas en que se encuadra cada generación, los sociólogos identifican unas pautas de comportamiento que les diferencian:

 

  • Los llamados Baby Boomers (nacidos entre 1945 and 1964), son los hijos de la postguerra, tienen grandes principios y creen en el valor de la familia. Están muy comprometidos con su trabajo y su organización, son cumplidores, siguen los procesos y respetan la jerarquía. Son activos, valoran la productividad, el esfuerzo, el mérito y le dan importancia al aprendizaje y a la educación. Tienen capacidad económica, han ascendido lentamente y están orgullosos de haber trabajado mucho. Les gusta compartir las ideas “cara a cara”, tomar notas a mano y comunicarse por teléfono. Todavía leen libros en papel y “van al cine”.  Les molestan las prisas, los desafíos, los caprichos, el narcisismo, la arrogancia y la falta de compromiso de la Generación Y.

 

  • Los llamados Generación Y o Generación del Milenio (en inglés Millenials), nacidos desde el año 1980 al 2004, son los hijos de la globalización, el pensamiento visual y las nuevas tecnologías. Valoran por encima de todo su tiempo libre, la diversión y los viajes. Son individualistas, multitarea, no respetan la autoridad, piden horarios laborales flexibles, aumentos de sueldo y ascensos rápidos. Aprecian más el estilo de vida y “experimentar”, que el dinero. Lo quieren todo “ya”, son escépticos, están siempre conectados y se comunican con cortos mensajes instantáneos digitales. Quieren ser “auténticos” y originales. Desconocen que hay muchas cosas que no saben y no entienden la devoción de los baby boomers por su trabajo y por la empresa. Hoy conforman el 34% de la fuerza laboral.

¿Qué aporta cada Generación?

Los Baby Boomers aportan experiencia, equilibrio, amplio conocimiento de la historia y los cambios en la Compañia, “best practice”, cultura corporativa, valores y tienen mayor visión global.

 

La Generación Y o Millennials aportan frescura, nuevas habilidades, tecnología, interconexión social, diversidad y prácticas colaborativas.

El Reverse Mentoring, una práctica muy extendida últimamente en países como EEUU, supone un cambio de mentalidad, que permite desarrollar el talento entre generaciones, reforzar los vínculos y la unidad en el ambiente de trabajo, mejorando las relaciones y la comunicación inter-generacional.

 

Ofrece grandes beneficios tanto para el Mentor, como para el Mentee:

 

  • El joven Mentor, tiene la oportunidad para demostrar sus habilidades, se acerca a los que “toman las decisiones”, aumenta su visibilidad en la Empresa, optando así a mejores oportunidades de carrera. Adquiere auto-consciencia de sus propias habilidades, mejorando su confianza y seguridad, aprende de la experiencia y conocimiento de su Mentee y sin duda puede incrementar su red de contactos.

  • El senior Mentee, mejora su desempeño y productividad a través de herramientas innovadoras, incorporando nuevas ideas y retos a su puesto. Su proximidad a los empleados más jóvenes, le aporta energía renovada para abordar el futuro, conociendo otros puntos de vista y acercándose a la realidad del negocio. Este nuevo conocimiento le permite ampliar su “networking” y entender mejor a los empleados y consumidores más jóvenes.

El Reverse Mentoring permite desarrollar y retener el nuevo talento, fomentando la diversidad para renovar el Pensamiento Estratégico. De esta forma, favorece el Cambio y la Transformación, instaurando un flujo de Innovación continua en la Empresa.

 

Y lo que es muy importante, nos ayuda a entender las necesidades y expectativas de nuestros futuros clientes.

Tagged with:
banner-ayudas-y-otras-cosas

efeemprende.imagen.widget

efeemprende.imagen.widget
Portadas de los diarios economicosResumen de la prensa nacionalLa Bolsa en vivo en EFEempresasBANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250