- A pie de página

Miguel Ángel Mondelo

Blog de Miguel Ángel Mondelo, exdirector del departamento de Economía de Efe, redactor jefe de Efeempresas, Efeemprende y EFEmotor y colaborador de EfeAnálisis y del programa de RNE "No es un día cualquiera". Convencido de que la economía mueve el mundo y de que hace falta mucha pedagogía para contarlo.

Rebajar los costes de despido para reducir la temporalidad

El Banco de España ha vuelto a poner sobre la mesa la necesidad de reducir la protección de los contratos indefinidos para hacerlos más atractivos frente a los temporales y corregir así la dualidad del mercado laboral, uno de los problemas que citan todos los organismos internacionales.

La economía española crea empleo a ritmos altos en las fases de crecimiento (por encima de la media europea), pero lo destruye todavía más rápidamente en épocas de crisis (mucho más que los países de nuestro entorno). Al margen de la concentración en actividades cíclicas, básicamente la construcción residencial, los expertos mencionan dos motivos para este comportamiento: la escasa adaptación de los salarios a la evolución de la economía y el elevado porcentaje de contratos temporales.

En España, cuando llega una crisis y el consumo se resiente, las empresas optan por recortar sus plantillas para reducir costes, porque les resulta más sencillo que bajar los sueldos, lo que dispara el desempleo. En otros países con mercados laborales más flexibles, la destrucción de puestos de trabajo es menor, incluso con recesiones de una intensidad equivalente.

En este comportamiento juega un papel esencial la elevada temporalidad. Rescindir los contratos temporales (o no renovarlos cuando terminan) es mucho más barato que recortar puestos fijos. De hecho, en las primeras fases de las crisis, en España se destruye sobre todo empleo temporal. Los contratos temporales se han convertido en una especie de instrumento de ajuste para las empresas.

Posteriormente, cuando llega la recuperación, la mayoría del empleo que se crea es temporal. Por eso, la tasa de temporalidad baja en periodos de crisis (porque la mayoría de los contratados son despedidos) y sube en épocas de bonanza.

La elevada temporalidad no es sólo un problema para los trabajadores (abocados a la precariedad) y las empresas (ya que dificulta la formación) sino también para la sostenibilidad de las cuentas públicas y para la marcha de la economía. El elevado déficit público de España tras el inicio de la crisis se debió sobre todo a la destrucción de empleo. Millones de personas que consumían y pagaban sus impuestos se convirtieron de la noche a la mañana en parados que recibían prestaciones del Estado.

Este esquema tan nocivo se está reproduciendo en la actual fase de recuperación. Según datos del Banco de España, la contratación temporal creció el año pasado un 8,3%, frente al 1,9% de la contratación indefinida. La ratio de temporalidad se situó, al cierre del pasado ejercicio, en el 25,7%, cuatro puntos por encima de la registrada en 2013, cuando alcanzó su mínimo cíclico.

Todos los partidos políticos coinciden en que es necesario reducir la temporalidad, pero discrepan en las fórmulas para conseguirlo. Algunos insisten en bonificar la contratación indefinida, una medida que se ha empleado en otras ocasiones con resultados discretos y que tiene un coste apreciable; otros proponen penalizar la excesiva contratación temporal, una idea que requiere un control exhaustivo de las empresas y definir con claridad la frontera entre el uso y el abuso en cada sector y en cada situación. También se ha propuesto un contrato único para suavizar las sensibles diferencias en el coste de despido entre los indefinidos y los temporales. El planteamiento del Banco de España va en esa línea.

Mientras en España haya dos tipos de contratos legales -uno temporal con un coste de despido muy bajo y otro indefinido, con un coste de rescisión alto- a nadie le puede extrañar que muchos empresarios opten por el primero, sobre todo con el recuerdo reciente de una crisis profunda.

banner-ayudas-y-otras-cosas

efeemprende.imagen.widget

efeemprende.imagen.widget
Portadas de los diarios economicosResumen de la prensa nacionalLa Bolsa en vivo en EFEempresasBANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250