e-Renovarse o morir…

Silvia Leal

Blog de Silvia Leal, Doctora en Sociología, experta en innovación y nuevas tecnologías. Asesora de la Comisión Europea para la Agenda Digital (competencias, e-liderazgo y emprendimiento). Colabora con el IE Business School, el Human Age Institute y el Programa Emprende (Canal 24h y la 1). Autora de Ingenio y Pasión & e-Renovarse o morir (LID Editorial).

¿Qué hacer si sufres ansiedad matemática?

Todos sabemos lo difícil que es llamar la atención de un niño y conseguir convencerle que haga lo que le pedimos… ¿Os suena? ¡Estudia! ¡Atiende! ¡Haz los deberes! Pues imaginad lo complicado que debe ser el trabajo de quienes se encargan de que siga un proceso de rehabilitación, donde se le pide que haga lo mismo una y otra vez, algo que puede llegar a marcar su calidad de vida para siempre, pero que la mayoría de las veces es francamente aburrido….

 

Por ello, cada vez es más frecuente que estos profesionales recurran a los robots para aumentar la concentración de los chavales. ¿Y funciona? Pues bien, el uso de esta técnica con niños, por ejemplo, con una discapacidad cognitiva (un caso no precisamente sencillo) aumenta el tiempo concentración desde los 9 a los 26 minutos…

 

Además, esta práctica permite que los profesionales puedan atender a más pacientes a la vez, algo ya habitual en esos momentos en los que nos ponen los equipos de radioterapia, magnetoterapia o electroestimulación… Es el momento en el que le toca trabajar a la máquina, y no tiene mucho sentido que el terapeuta se quede mirando.

 

En otras palabras, el uso de robots en el ámbito de la fisioterapia es una valiosa herramienta para conseguir mejorar el servicio prestado y también la productividad individual. Sin embargo, ese es tan solo el principio de lo que podemos conseguir aplicando la robótica y la inteligencia artificial a la educación y rehabilitación de niños, así que vayamos a por el siguiente caso de éxito.

 

¿Os suena el término “ansiedad matemática”? Fue creado en los años setenta para hacer referencia al sentimiento de “tensión y ansiedad” que sienten muchas personas al enfrentarse a la manipulación de números y la necesidad de resolver problemas.

 

Se trata de un “mal” que afecta al 60% de los estudiantes universitarios y que tiene efectos negativos sobre su rendimiento académico y desarrollo profesional. Y si os interesa la visión “comparativa” os recordaré que, de acuerdo a la OCDE, los españoles somos los últimos en esta asignatura, un hecho preocupante teniendo en cuenta que nos enfrentamos a un futuro incierto, en el que, si hay una cosa clara, esta es que, la competencia matemática será un factor clave sobre la empleabilidad (la nuestra y la de nuestros hijos). Por ello, no es de extrañar el éxito de aplicaciones que utilizan la inteligencia artificial para personalizar el aprendizaje, y que tienen en cuenta al alumno, su grado de avance y sus emociones en cada momento, lo que consigue reducir los tiempos de aprendizaje.

 

A modo de ejemplo, mencionaré los resultados de Rising Stars, un programa desarrollado en Reino Unido que ha conseguido reducir el tiempo de aprendizaje de un contenido de 7 meses a 14 semanas. Ojo que no son aplicaciones que compiten con el profesor, sino que estamos frente nuevas herramientas que les permiten aumentar su productividad… Por ello, ¿mejor seguir mirando hacia otro lado o apostamos por sumarnos? ¡Feliz 2018 y suerte con la transformación digital!

 

Fitur 2018

banner-ayudas-y-otras-cosas
La Bolsa en vivo en EFEempresasResumen de la prensa nacionalPortadas de los diarios economicosBANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250