- Ida y vuelta

Angel Alonso

Blog de Ángel Alonso Carracedo, experto en el mundo del Motor con décadas a sus espaladas escribiendo de Economía y sobre el sector en EFE, medio en el que también presentó y dirigió el programa de radio "Cuentakilómetros".

LOS CONCESIONARIOS PIDEN A LOS POLÍTICOS SENTIDO COMÚN CON EL AUTOMÓVIL

La patronal de concesionarios Faconauto ha pedido a la clase política radicada en los ayuntamientos sentido común en el tratamiento al automóvil dentro las nuevas formas de movilidad.

El presidente de esta asociación, Jaume Roura, en la asamblea anual de la organización, afirmó que “tiene que imperar el sentido común en las corporaciones locales, empezando a contar con el sector automovilístico para buscar soluciones. Sin nuestra opinión pueden incurrir en errores”.

Roura no se cortó al afirmar que “la clase política actual está en contra del automóvil y eso va a ser un hándicap difícil de solucionar, pues lo hace por sistema. Hay mucha utopía en la negatividad del automóvil, que es preciso racionalizar a través de la búsqueda colectiva de soluciones, como la de retirar coches viejos. Los coches no son el 100 % de la contaminación. Es bastante menos. El automóvil no es sólo contaminación, es también masificación”.

Este anticipo de difíciles relaciones institucionales en la distribución automovilística, movió a Rora, a reclamar una mayor vertebración del sector con relaciones más intensas y estratégicas entre las asociaciones de marcas (Anfac y Aniacam) y de vendedores (Faconauto y Ganvam) en el diálogo con la Administración.

ABRIENDO CAMINO

La asamblea anual de Faconauto, bajo el lema “Abriendo Camino”, dio por consolidado el final de la etapa de crisis que arrancó en 2008. Los resultados de los dos últimos ejercicios en la distribución automovilística apuntan en esa dirección, aunque queda camino por recorrer y acechantes retos que van a imponer cambios en el modelo de negocio ante la irrupción de las nuevas formas de movilidad, los cambios en la filosofía de propiedad de los coches, la conducción autónoma y la concienciación medioambiental.

Los datos de 2016, según Roura, expresan un saneamiento importante de las redes de distribución, entre los que destacó el promedio de venta anual por concesionario en 287 unidades, frente a las 257 de 2008. En clave de futuro inmediato, adelantó que 2017 y 2018 serán aún años de mercados al alza, pero sin grandes cifras de crecimiento, lo que no impide que se esté en la línea de alcanzar el objetivo de índices de rentabilidad del 3 %, una magnitud que el pasado año cerró en un 1,58% y en 2015 en el 1,36%, tras ejercicios sucesivos de tasas negativas.

Las evoluciones al alza en facturación y empleo cierran los datos de ese estado anímico optimista.

Dentro del negocio tradicional, los concesionarios ven una favorable perspectiva en el comercio del vehículo usado, un tanto abandonado años atrás. Asimismo, la elevada antigüedad media del parque (11,9 años) impone necesidades de reposición que se vislumbran como oportunidades de incremento de ventas.

Los servicios posventa son otro campo de actuación, porque como dijo, Gerardo Pérez, vicepresidente de Faconauto, “el 80 % de esta actividad no la hacemos nosotros. Tenemos que recuperar mucha cuota trabajando hacia el cliente en rapidez, eficiencia y movilidad alternativa”.

En las sombras surge la fiscalidad del sector, agravada por la decisión de los adelantos de pago del Impuesto de Sociedad que, según Roura, se convierte en una presión “desmesurada”, cuando muchas empresas están empezando a salir del pozo.

Gerardo Pérez adivina un “futuro complicado”, si no se está debidamente prevenido ante nuevas crisis que, “sin duda, llegarán”, y apostilló que habrá que trabajar en lo que crea valor y erradicar lo que no lo genere.

LAS MARCAS ALABAN A SU REDES
Las principales marcas españolas alabaron con notas muy altas a sus redes de distribución. Un coloquio entre ambas partes lo puso de manifiesto, si bien dejaron un interrogante contradictorio cuando, al mismo tiempo, han demandado relaciones más estrechas.

Calificaciones tan altas no dejan mucho margen a ese propósito, que ya viene sobreentendido. En algunas de las dos afirmaciones hay un leve déficit de credibilidad.

Renault, Volkswagen, Audi, Peugeot y Ford, las marcas escrutadas en esta asamblea, a través de sus máximos ejecutivos comerciales en España, entonaron una especie de unanimidad en la necesidad de conjugar estrechamente con sus concesionarios los retos de futuro tecnológico, pero se mostraron difusos en los plazos de asentamiento de estas conquistas (coche eléctrico, movilidad compartida, conducción autónoma) para la mayor parte de los usuarios.

Como parche a la indefinición, intencionada para no desvelar estrategias; o sincera, por desconocimiento real, estos interlocutores coincidieron en afirmar que los próximos 25 años van a ser fascinantes.

La apuesta concreta la formuló el moderador, Gerardo Pérez, señalando que una modalidad en auge de la movilidad, como el coche compartido en las ciudades, cuenta con los límites de un segmento de cliente muy joven, que se verá obligado al cambio de uso a desplazamientos convencionales en cuanto asuma responsabilidades familiares.

Interesante acotación en este coloquio fue la percepción de fortalezas y debilidades en estas marcas. Entre las primeras, se expresa confianza en la gama de producto y en el posicionamiento en el mercado, junto a una historia de muchos años como marcas asentadas. Las segundas fueron más erráticas, pues Ford entiende el inconveniente de agrupar mucha gama en una sola marca, Volkswagen la complejidad de su estructura comercial, Renault el imperativo de trabajar a corto plazo, y Audi la presión sistemática de una obligación de liderazgo.

banner-ayudas-y-otras-cosas

efeemprende.imagen.widget

efeemprende.imagen.widget
Portadas de los diarios economicosResumen de la prensa nacionalLa Bolsa en vivo en EFEempresasBANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250