- Ida y vuelta

Angel Alonso

Blog de Ángel Alonso Carracedo, experto en el mundo del Motor con décadas a sus espaladas escribiendo de Economía y sobre el sector en EFE, medio en el que también presentó y dirigió el programa de radio "Cuentakilómetros".

CERTEZAS E INCERTIDUMBRES

El mercado automovilístico español tiene ya el acta notarial de las cifras de cierre del año 2016. En ellas se pueden leer muchos mensajes en forma de certezas, pero también de incertidumbres en clave de futuro.

 

Respecto a las primeras, las 1.147.000 matriculaciones y el crecimiento interanual asociado del 10,9 % ponen en la estadística el refrendo de la superación de una etapa de crisis que, allá por 2010, contaba con 400.000 matriculaciones menos. Los planes PIVE y la percepción de unas economías domésticas y empresariales fortalecidas en la confianza, concitan buena parte de los argumentos del cambio de tendencia.

 

Las políticas de ayudas, aunque a veces sean presas de una teoría del cansancio que impone paréntesis, cuadran en la actual coyuntura. En la revisión de la distribución de matriculaciones por canales, afloran carencias significativas en el apartado de las compras por particulares. Poderosas en su evolución, mientras el PIVE se mantuvo vigente en la primera mitad del año, su desaparición en la segunda porción, por la paralización administrativa de la orfandad de Gobierno, ha llevado a que se conformen con un alza interanual del 6,7 % (menos de cuatro puntos porcentuales que el aumento global del mercado). Si el referente es diciembre, la evolución es un estático 0,6 % al alza.

 

LAS EMPRESAS MÁS PROCLIVES QUE LOS PARTICULARES

 

La dinamización ha estado en el canal de flotas de empresas, regido por los criterios económicos de la inversión en bienes de equipo, y no de gasto familiar, como los particulares. Las personas jurídicas, incluso en la forma de pymes, perciben mejor el momento económico favorable que las familias. De ahí que su aportación al mercado del año acabado, presente los buenos datos de unas adquisiciones de 327.974 unidades (el 28,6 % de las matriculaciones totales) y un más que simbólico crecimiento del 15,9 % (cinco puntos más que el mercado).

 

El tercero en discordia, el “rent a car”, juega en divisiones inferiores en cuanto a volumen (206.192 matriculaciones, un 18 % del total), pero es líder en crecimiento con un 16,8 %. Como el consumo de cemento en la construcción, éste también es un buen indicativo de las perspectivas del sector turístico.

 

Siguiendo con las certezas, la montaña rusa de matriculaciones entre tres marcas con opción de liderazgo final en los últimos días del mes de diciembre, han puesto sobre el tapete que el recurso a las automatriculaciones sigue operando como un ardid mercadotécnico que conlleva a despistes en el análisis del mercado. Renault terminó llevándose el gato al agua con 90.503 unidades, cosechando en diciembre 10.124 ventas, cuando el líder hasta noviembre, Opel, ha contabilizado 6.151. Una diferencia lo suficientemente radical como para pensar en alguna que otra argucia ajena a la ortodoxia de las leyes de oferta y demanda.

 

El apartado de los ciclos de carburante reafirma el ascenso de la gasolina, que, si en enero concentraba una cuota del 35,7 % de las matriculaciones, culmina el ejercicio con el 40,2 %. El diesel sufre las consecuencias, y del 61,3 % con que inició el año, retrocede al 56,8 % de promedio. Los eléctricos e híbridos, en conjunto, igual: al 3 % al principio y al 3% al final.

En el análisis por segmentos, los llamados utilitarios muestran su fortaleza en los valores absolutos de ventas (el 59,2 % del mercado), pero su aceptación está ya casi en el techo, pues, la subida promedio es del 6,5 %. La labor de conquista y atractivo para el cliente sigue en los todoterrenos y sus distintas dimensiones, pues anotan subidas del 34,8 % los pequeños, del 30,8 % los medianos, del 18,9 % los grandes y del 21 % los de lujo. Estos dos últimos, con oferta elevada de precio y consumo.

 

A los datos de mercado se anexionan otros relativos a los precios. Por ejemplo, según la patronal de concesionarios Faconauto, en 2016, los consumidores han pagado de media por vehículo adquirido 21.564 euros (+7,1 %), aunque se han beneficiado de valores promocionales (descuentos y regalos) de 4.038 euros por coche (-6,2 %). Los concesionarios han facturado el año pasado 1.691 millones de euros (+17,5 %) y han realizado un esfuerzo para dichas promociones que se elevó a 316,7 millones de euros (+3 %).

 

INCERTIDUMBRES

 

No hay año que concluya, que no vaya acompañado de los pronósticos en relación al que se inicia. El sector apuesta por un 2017 en el entorno de 1,2 millones de turismos.

 

Una cifra realista, si se atiene al guión deseado de nuevos planes de ayuda y menos animadversión de algunas administraciones hacia el automóvil particular.

 

Por ejemplo, 2017 va a ser un año importante para apreciar si las ofensivas de los ayuntamientos de las grandes urbes en pro de la calidad del aire y una movilidad más peatonal y ciclista, impactará en cambios de hábitos de consumo respecto al coche convencional, porque híbridos y eléctricos, sobre todo los segundos, están ante una oportunidad administrativa que no se corresponde todavía con garantías de infraestructuras y ayudas a la compra que abaraten sus todavía altos precios.

 

Teniendo en cuenta que Madrid y Barcelona se han erigido en abanderados de nuevas fórmulas de movilidad limpia, hay que tener en cuenta, que las dos grandes capitales arrastran las principales cuotas de matriculaciones en sus respectivas comunidades autónomas. Ambas sumaron en 2016 una cuota de mercado del 47,5 %. Como para no influir.

 

No faltará la atención hacia la sensibilidad del Gobierno respecto a las nuevas ayudas a la compra. El actual Ejecutivo ya probó en la legislatura anterior las delicias, en mercado y recaudación, que han dejado iniciativas como ésta. Y tiene por delante el serio reto de una modernización del parque (7 millones de vehículos tienen más de 15 años) que mata de un tiro pájaros de mal agüero como la polución y la siniestralidad vial.

 

Pero el juego de alianzas política que impone la nueva correlación de fuerzas, implicará esperas y el antídoto de la paciencia. Mientras tanto, el consumidor aguantará todo lo que pueda hasta ver por dónde van los tiros. Una tardanza en la toma de decisiones hará daño al mercado, sin duda.

Tagged with:
banner-ayudas-y-otras-cosas

efeemprende.imagen.widget

efeemprende.imagen.widget
Portadas de los diarios economicosResumen de la prensa nacionalLa Bolsa en vivo en EFEempresasBANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

LO MÁS EN EFEempresas