- Ida y vuelta

Angel Alonso

Blog de Ángel Alonso Carracedo, experto en el mundo del Motor con décadas a sus espaladas escribiendo de Economía y sobre el sector en EFE, medio en el que también presentó y dirigió el programa de radio "Cuentakilómetros".

CARTAS A LOS REYES MAGOS

El sector del automóvil se contagia de una cierta infantilidad en las fechas navideñas. Quizás como todos. No se olvida ningún año de escribir su carta a los Reyes Magos, que entrega a los pajes periodistas, para que se la hagan llegar a Melchor, Gaspar y Baltasar, como metáfora coyuntural de Gobierno y mercados, en los que deposita esperanzas e inquietudes.

Son tiempos de encuentros en forma de comidas y cenas más o menos masivas, en las que los principales dirigentes de asociaciones y empresas canalizan logros, en la conjugación en pasado, y esperanzas, en las declinaciones de futuro. El protocolo es invariable.

CONSECUCIONES

En el inmediato cierre de consecuciones ya se puede dar por certificado el buen comportamiento del mercado de turismos, que millar arriba, millar abajo, estará entre 1.140.000 y 1.150.000 unidades, a tiro de piedra de esa normalidad sin sobresaltos que se prefigura en unas ventas anuales de 1,2 millones de turismos. La lectura cualitativa tiene, sin embargo, otras connotaciones de enjundia. El canal de particulares, antes de las crisis, verdadero motor del mercado, cede protagonismo y aminora crecimientos, hasta ahora cifrados en un 9 % interanual, en beneficio de las compras de flotas de empresas, que se sitúan por encima del promedio global del 11 %. Ha sido un animador del mercado, gracias a las necesidades de reposición de bienes de equipo de las empresas, fuertemente desaceleradas en la dura fase de crisis. La buena temporada turística ha dinamizado las compras de “rent a car”, aunque en volumen no presentan la densidad de los otros canales.

La producción recoge la siembra de los buenos resultados de mercado. El más que posible registro de los 2,8 millones de vehículos salidos de las cadenas de montaje españolas hace factible cumplir con el objetivo de los tres millones del año que viene, la gran apuesta de la vertiente fabril del sector para resucitar el alicaído valor del tejido industrial. No hay que olvidar que en los duros tiempos de años atrás, el automóvil español mantuvo la velocidad de crucero de las plantas con continuas y sucesivas concesiones de nuevos productos que hoy constatan un amplio horizonte de actividad para la próxima década.

En lo comercial, la favorable evolución de las ventas ha contagiado a las redes de distribución, que van a presentar al cierre del ejercicio índices de rentabilidad real muy mejorados, concretamente en el entorno de un 2 % (a un punto porcentual del ratio considerado tranquilizador). Este resultado, vinculado a la comparativa sobre otras magnitudes, viene a supone un 10 % de ganancia sobre inversiones y un 20 % sobre recursos propios. Hacía tiempo que no se presentaba una cartilla de notas tan buena, aunque queda margen necesario de mejora.

PETICIONES

El núcleo central del sector da ya por muy bueno un panorama político con Gobierno de referencia. Ha sido casi un año de movimientos en tinieblas e incertidumbres administrativas que podrían pudrir aspectos sanos de la actividad ordinaria.

El “juguete” preferido, sin duda ninguna, es el PIVE. Cambia la argumentación. Hoy no se puede apoyar en razones de demanda, ante los resultados de ventas que se prevén. Pero eso no acota el campo de acción de estas ayudas a la compra ante el reto magnífico de las urgencias medioambientales. Un 55 % del parque automovilístico con más de diez años de antigüedad retarda sin excusas la necesidad de abordar la urgente necesidad de la mayor calidad del aire. Incluso el coche eléctrico, reticente en las preferencias de los consumidores por sus limitaciones de autonomía y recarga, empieza a presentar muy atractivas prestaciones que van a necesitar el empujón de los precios accesibles, empujados por un buen programa de ayudas a la compra.

La variante productiva tampoco escapa a las influencias favorables del PIVE. Nadie ponga en solfa que subvenciones en este sentido serán un valioso aliado en la inmediata política de adjudicaciones de producto por parte de las multinacionales, con el valor añadido de tratarse de una producción más sofisticada y con amplia capacidad de demanda en una sociedad de consumo crecientemente concienciada con la protección del medio ambiente.

El sector tendrá que tratar sin más dilaciones en el tiempo un nuevo escenario de diálogo con las Administraciones Locales, erigidas en los últimos tiempos en el aparato estatal más receloso y hostil con el automóvil. El cierre al tráfico rodado de las principales vías centrales urbanas ya está en casi todos los portafolios de los munícipes responsables de la movilidad en las ciudades más populosas. Son acciones que tienen tirón electoral y es de temer que se adopten decisiones poco meditadas sin alternativas para los automovilistas, al fin y al cabo, los únicos paganos, con sus impuestos y tasas, de buena parte de las infraestructuras viales.

banner-ayudas-y-otras-cosas

efeemprende.imagen.widget

efeemprende.imagen.widget
Portadas de los diarios economicosResumen de la prensa nacionalLa Bolsa en vivo en EFEempresasBANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

LO MÁS EN EFEempresas